Publicidad
Publicidad

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha instado al Ayuntamiento de Móstoles a que readmita al secretario general del Pleno, quien pidió seguir en su cargo tras cumplir los 65 años y que, tras una prórroga favorable de doce meses, finalmente, le fue denegado continuar en su puesto.

Según ha adelantado ‘El Español’, los magistrados del TSJM han revocado así una sentencia previa del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 de Madrid, que sí desestimó el recurso que el secretario general del Pleno interpuso contra la decisión del Ayuntamiento.

Fuentes municipales han señalado a Noticias para Municipios que contra esta nueva sentencia, fechada a finales de noviembre, cabe recurso de casación, por lo que desde el Consistorio, donde siempre se han opuesto a que siguiera en el cargo, han avanzado que recurrirán el auto del TSJM.

Los hechos se remontan a agosto de 2019, cuando el secretario general del Pleno cumplió los 65 años y solicitó permanecer en servicio otro año más -estas prórrogas pueden pedirse hasta cumplir los 70-, lo que sí le fue concedido.

Sin embargo, en junio de 2020, cuando dicho funcionario solicitó otra segunda prórroga, a partir del 24 de agosto de ese año y por un plazo de dos años más, el Ayuntamiento se la denegó aduciendo que necesitaba «la aportación de nuevas ideas que den un nuevo impulso a la organización».

«Sin desmerecer la labor de J. L. V., es el momento de renovar los puestos directivos de nuestra estructura administrativa«, señalaba el Consistorio en su escrito, donde insistía en que «otras personas puedan presentar un nuevo proyecto atractivo e innovador para mantener esta secretaría en constante evolución».

La alcaldesa, Noelia Posse, junto al nuevo secretario del Pleno (izda)/ Ayto. Móstoles

Recurso del secretario

El secretario recurrió esta denegación aduciendo que «se había vulnerado su derecho a la igualdad» y, aunque en un primer momento el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 de Madrid dio la razón al Ayuntamiento, ahora el TSJM ha revocado esta primera sentencia.

En su sentencia, el juez asegura que los motivos alegados por el Ayuntamiento para no prorrogarle en su cargo «no resultan suficientes», puesto que no pueden ser encuadrados en los supuestos válidos para tomar esta decisión (como la calidad del trabajo desempeñado, la contribución a las metas del departamento, su aportación a los intereses públicos…).

«El escrito del Ayuntamiento no deja de ser una mera invocación genérica a una hipótesis de renovación sin sustento de base fáctica que determine la necesidad de dicho impulso y sin contraste de la supuesta incapacidad del recurrente para poder llevar a cabo algo que no se sabe qué puede ser», añade la sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.