Publicidad

El Ayuntamiento de Móstoles ha finalizado los trabajos de remodelación llevados a cabo a lo largo de la avenida Iker Casillas, donde se ha construido una nueva rotonda con el fin de «mejorar la seguridad vial y ofrecer mayor flexibilidad al tráfico, tanto de turismos como de autobuses».

Además de la nueva rotonda, construida en la confluencia con la calle Pintor Velázquez, se ha instalado un paso de peatones entre la propia avenida y la calle Benito Pérez Galdós, con semáforos que regulan la movilidad de conductores y peatones minimizando el riesgo de accidentes, según ha destacado el Consistorio en una nota.

Publicidad

También se ha llevado a cabo también la reconversión del aparcamiento en línea de la avenida de Iker Casillas en plazas de estacionamiento en batería en el tramo entre la calle Benito Pérez Galdós y la calle Pintor Velázquez, lo que va a permitir dar cabida a un mayor número de vehículos.

Las obras se han completado con la rehabilitación de un tramo de 118 metros que unirá el carril-bici que finalizaba en la calle Pintor Velázquez con la que en un futuro próximo conectará la calle Hermanos Machado con el Parque de El Soto.

Por último, en la zona remodelada se han plantado ya árboles en las aceras y se ha procedido a la colocación de farolas led que, además de mejorar la visibilidad, emiten una menor contaminación lumínica.

Publicidad
Nueva rotonda en la avenida de Iker Casillas con la calle Pintor Velázquez/ Ayto. Móstoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.