La conversión en gasto corriente de las inversiones en obra prevista en el PIR “hizo decaer este proyecto”

MÓSTOLES/ 10 DICIEMBRE 2020/ El Ayuntamiento de Móstoles ha aprobado en el Pleno municipal incluir en el capítulo de inversiones con recursos ordinarios del presupuesto de 2021 la redacción del proyecto y la obra de un nuevo centro cultural y juvenil en el barrio de Móstoles Sur o PAU-4.

La propuesta, impulsada por Más Madrid Ganar Móstoles, recuerda que en el anterior mandato la puesta en marcha de este nuevo centro cultural se dio de alta en el Programa de Inversión Regional (PIR) la Comunidad de Madrid, pero la conversión en gasto corriente de las inversiones en obra prevista “hizo decaer el proyecto”.

Publicidad

Por ello, el Pleno ha acordado finalmente incorporar esta infraestructura, que viene siendo reclamada desde hace años por los vecinos de este nuevo barrio, en el capítulo de inversiones con recursos ordinarios, para garantizar de esta manera su redacción cuanto antes.

No se pueden seguir aplazando hasta 2025 las necesidades de dotación del barrio, sujetas al mejor o peor desarrollo de la siguiente convocatoria del PIR“, insiste la propuesta, que ha sido apoyada por todos los partidos de la Corporación menos Vox, que se ha abstenido.

La moción recuerda que el barrio Móstoles Sur, el desarrollo urbanístico más reciente de la ciduad, con un crecimiento sostenido de población que se acerca a las 15.000 personas, no ha venido acompañado en nuevos equipamientos y, “a día de hoy, resulta el barrio peor dotado de toda nuestra ciudad”.

Publicidad
Centro Social Caleidoscopio, cerrado desde 2016

Proyecto Caleidoscopio

“Pasan los años y las vecinas y vecinos de Móstoles Sur siguen esperando. No sería de recibo que le sucediera lo mismo que a las vecinas y vecinos del Distrito 3, que 12 años después, siguen esperando la rehabilitación del Centro Sociocultural Caleidoscopio, que aún no ha iniciado sus obras.

El retraso en este último proyecto, que debía haberse desarrollado entre 2008 y 2011, obligó a clausurar el centro cultural en 2016, ya que, según informes técnicos no era seguro realizar ninguna actividad en él por “el deterioro de las instalaciones provocado por la antigüedad del equipamiento”.

Desde el Gobierno municipal llevan años solicitando a la Comunidad de Madrid “que asuma su responsabilidad” y “proceda al comienzo del acondicionamiento y reforma del Centro, cuyo importe estimado inicialmente era de 1.150.000 euros, similar al del Centro Cultural El Soto, que sí se llevó a cabo en su día.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *