El arrestado tenía en vigor dos órdenes de búsqueda y detención por hechos similares

MÓSTOLES/ 27 ABRIL 2021/ Agentes de la Policía Nacional han detenido en Móstoles a un individuo inmediatamente después de que sustrajera un teléfono móvil, valorado en 1.100 euros, en un establecimiento de la localidad mediante el llamado método de ‘la muleta’.

El arrestado, que es «un antiguo conocido» de la Policía por realizar este tipo de hechos delictivos, resultó que, además, tenía en vigor dos órdenes de búsqueda y detención por hechos similares, según ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Publicidad

Los hechos sucedieron el 7 de abril pasado, cuando un indicativo policial fue requerido en vía pública por un ciudadano, solicitándoles ayuda, ya que, al parecer, el individuo que se encontraba con él en esos instantes, le acababa de sustraer su teléfono móvil.

La víctima les manifestó que, momentos antes, ese individuo había accedido al local donde trabaja, con un papel en las manos, y tras distraerlo pidiéndole una cita, había puesto el papel encima de su teléfono móvil y se lo había sustraído.

El denunciante no se había percatado de esta maniobra hasta que echó en falta su terminal, y fue entonces cuando salió a la calle para intentar localizar a ese hombre, momento en el que apareció el vehículo policial.

Publicidad

Los agentes, tras escuchar las manifestaciones del perjudicado, apresaron al individuo, comprobando que «todavía tenia en su poder el terminal telefónico hurtado -valorado en 1.100 euros-«, por lo que procedió a su detención por un presunto delito de hurto.

Además, una vez comprobada la identidad de este individuo, resultó que tenía en vigor dos órdenes de búsqueda y detención por hechos similares.

La Comisaría de Policía Nacional de Móstoles.

Método de ‘la muleta’

Desde la Policía sostienen que en este tipo de hurtos, cometidos bajo el denominado método de ‘la muleta’, el objetivo suelen ser teléfonos móviles que habitualmente dejamos sobre una mesa.

Publicidad

«Estos individuos acceden a un establecimiento comercial, siempre con un papel en las manos, que puede ser un folio o un mapa, que es lo que se denomina ‘muleta’. Una vez localizado el objetivo, aleja a la víctima de su teléfono, mediante algún tipo de distracción como solicitar al dependiente algún producto apartado», añaden.

En ese momento, el delincuente aprovecha para poner el papel, a modo de ‘muleta’ encima del móvil y sustraerlo, sin que nadie se percate de su maniobra, abandonando tranquilamente el establecimiento.

«Es importante no perder de vista en ningún momento su teléfono móvil, procurar llevarlo siempre consigo y no dejarlo en lugares visibles», añaden desde la Policía, que aconseja avisarles inmediatamente, intentando aportar el máximo de datos posibles, como los rasgos físicos, la vestimenta del posible autor y la dirección de huida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *