El Ayuntamiento de Móstoles ha adjudicado el nuevo contrato de mantenimiento de parques y jardines y de limpieza y conservación de las zonas verdes del municipio, incluidas las de los centros educativos.

El nuevo acuerdo prevé una inversión de 26 millones de euros en los próximos cuatro años incrementando un 18% más el presupuesto actual, «cerca de un millón de euros más al año», han concretado desde el Consistorio.

El objetivo que persiguen con ello en el Ayuntamiento mostoleño es dar respuesta a todas las necesidades del municipio: «de esta forma, se cubren las carencias detectadas en anteriores contratos firmados por los gobiernos del Partido Popular de Móstoles», han asegurado en el Ayuntamiento, precisando que el presupuesto se vio recortado y que no abarcaban el mantenimiento de todas las zonas de la localidad.

Así, se ha ampliado el contrato para dar cobertura al mantenimiento y la conservación «del mobiliario urbano, las áreas infantiles, áreas biosaludables, el equipamiento presente en estas zonas y también los bancos ubicados en las vías públicas de toda la ciudad y en los edificios e instalaciones municipales». Asimismo, se contempla la limpieza y conservación de las áreas verdes públicas y el arbolado en general de las zonas Norte y zona Sur de Móstoles.

Desde el Consistorio confirman que se incluye el incremento de personal para la realización de todas las labores previstas. Concretamente, la duración será de dos años prorrogables anualmente hasta un máximo de otros dos.

«El Gobierno Local, formado por PSOE y Podemos, optimizará así los recursos y reducirá los costes de mantenimiento de las zonas verdes con una gestión integral del servicio», concluyen desde el Ayuntamiento mostoleño.

Control de la oruga procesionaria en los parques

Desde el Consistorio se ha anunciado hoy también que se va a cerrar la zona de pinares de Prado Ovejero y del Parque El Soto para realizar tratamientos de control de la oruga procesionaria, cuyos pelos son tóxicos tanto para humanos como para mascotas. «Se recomienda a las personas que visiten estos días estos parques que respeten los precintos de seguridad y no accedan a las zonas de pinares en las que se está procediendo a los tratamientos«, han manifestado desde el Consistorio mostoleño, detallando que se mantendrá cerrado hasta que acaben los trabajos.

Una operaria inicia los tratamientos de control de la oruga procesionaria/ Ayto. Móstoles

También han pedido que se evite pasear con perros o niños por las zonas en las que se detecte la presencia de este insecto, ya que los pelos de esta oruga pueden provocar reacciones como dermatitis, lesiones oculares, reacciones alérgicas, urticaria, sarpullidos o problemas respiratorios, entre otros.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.