Publicidad

Los trabajadores invadieron el pleno a puerta cerrada acompañados por Leganemos y ULEG

  • El pleno del Ayuntamiento tuvo que celebrarse a puerta cerrada tras las protestas de los trabajadores municipales de mantenimiento 
  • Uleg y Leganemos se fueron del pleno a puerta cerrada al no considerarlo legal ni ético.
  • Los trabajadores invadieron el pleno a puerta cerrada acompañados por los ediles de Uleg y Leganemos con gritos como “vergüenza” y “privatización No”
LEGANÉS / 10 JUNIO 2016 / El Pleno del Ayuntamiento de Leganés se ha celebrado a puerta cerrada por primera vez esta Legislatura debido a las protestas de los trabajadores de mantenimiento de edificios públicos, que amenazaban con suspender por tercera vez este mes la sesión plenaria para forzar la supresión del pliego para adjudicar a una empresa parte del servicio.

Los trabajadores habían accedido al Salón de Pleno y, cuando no se cumplía el cuarto de hora, comenzaron a entonar cánticos como ‘Que no nos representan’ o ‘Paralización de la privatización’.

Tras varios avisos, el alcalde, el socialista Santiago Llorente, decidió celebrar el Pleno a puerta cerrada “por motivos de fuerza mayor”. Esta decisión provocó malestar en grupos de la oposición, como Leganemos, cuyos miembros espetaron al alcalde que diese la cara y solucionase el problema de los trabajadores de mantenimiento.

Publicidad

Este colectivo pide al Gobierno local (PSOE e IU) que retroceda el pliego que ha lanzado ya que supondrá una “privatización encubierta” y quitará responsabilidades a los trabajadores, algo que niega el Ejecutivo, que prevé que la empresa adjudicataria pueda asumir las urgencias que surgen en el servicio.

Con este panorama de fondo, los concejales se tuvieron que desplazar a la sala de Juntas del Ayuntamiento, a la primera planta, donde se aprobaron modificaciones presupuestarias y expedientes extrajudiciales de crédito.

“Esto es una vergüenza Santiago”

Aún así los trabajadores irrumpieron en el pleno a puerta cerrada. Leganemos y Uleg salieron del pleno al no estar de acuerdo con la forma de proceder del primer edil “un pleno tiene que se público y abierto” recriminaba Carlos Delgado a Santiago Llorente, el cual le afeaba la conducta “lo que queréis es la imagen de los policías sacando a los trabajadores del pleno”. Leganemos, tampoco en sintonía con lo que estaba haciendo se fue junto a ULEG de la mesa del pleno improvisado “lo que hay que hacer es sentarse con los trabajadores municipales y negociar”.

Publicidad

Minutos después, dichos concejales junto a los trabajadores municipales irrumpían en la sala con gritos como “que vergüenza Santiago” o “no a la privatización”.

Sonia Baños

Periodista. Directora de Noticias para Municipios y miembro de SML

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.