La Asociación El Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscalía de Leganés que abra una investigación sobre la atención que se presta a los usuarios de la residencia de ancianos ‘Parque de los Frailes’ de la localidad, de titularidad pública y gestionada actualmente por el Grupo Centenari.

En un escrito remitido al fiscal jefe de Leganés, María Jesús Escribano, la asociación pide que se investigue si existe la posibilidad de delito contra la salud en el «abandono y maltrato» que sufren, según dice, los internos del centro por «dejación de funciones» de la dirección.

Publicidad

El agua corriente en la residencia permanece cortada desde que el pasado se registrase un brote de gastroenteritis que afectó al 20 por ciento de los residentes. Desde entonces el abastecimiento se hace con garrafas de cinco litros para el consumo humano y para asear a los mayores.

Adopción de medidas

En la misma línea, en el documento enviado le reclaman la adopción de medidas y depuración de responsabilidades que estime oportunas contra los gestores de la residencia como en materia de política social para evitar casos como estos.

Según relata la asociación, los trabajadores de la residencia Parque de los Frailes de Leganés recibieron el pasado 7 de julio un correo electrónico de una de las responsables del centro en el que se les decía que no se podía utilizar el agua corriente y que eso incluía los aseos y las duchas de los mayores. Además, la asociación apunta que la plantilla del centro también denuncia que falta personal en todas las categorías y en todos los turnos.

Desde la Consejería de Política Social, según explica la asociación, han señalado que ya se le ha requerido a la empresa concesionaria, Grupo Centenari, que cumpla las ratios de personal de Enfermería fijados en el pliego de prescripciones técnicas y que documente que está buscando de forma activa personal.

Brote de gastroenteritis

La residencia registró un brote de gastroenteritis en junio entre sus residentes debido al mal estado del agua. Tras ello, la Asociación por los Derechos de los Mayores y sus Familias (ADEMAF) hizo públicas varias imágenes de la situación «dramática» que atraviesan los residentes en la residencia pública.

La ropa tendida en barandillas en la residencia (Foto: ADEMAF)

En redes sociales, la entidad publicó hace unos días una de las botellas con agua de las habitaciones. La instantánea refleja un color marrón y lo que parecen sedimentos en la parte baja del recipiente. «Así sale el agua en las plantas de los dormitorios, donde muchos residentes de Parque de los Frailes suelen llenar sus botellas», denuncia la entidad.

El colectivo denunció también prácticas poco salubres, como el hecho de que se tienda la ropa de los residentes en barandillas en patios de la residencia no acondicionados para este fin.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

1 comentario

  1. La gestión privada ha demostrado que solo busca la rentabilidad económica no la rentabilidad del bien estar de las personas que al llegar a su ultima etapa de su vida deberían estar cuidados de forma magnifica y no ser tratados como un producto de rentabilidad como un fondo de los que te venden los bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.