La Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) ha interpuesto una segunda querella por malversación contra el portavoz y candidato del PP a la Alcaldía, Miguel Ángel Recuenco, por los «perjuicios económicos» que le habría supuesto a la empresa pública los retrasos y encarecimientos en la construcción de dos promociones de viviendas públicas en Poza del Agua (Plan Parcial 5), mientras era presidente de la entidad entre 2011 y 2015.

Fuentes municipales han adelantado que esta querella se interpone «en base a la liquidación del contrato de obras de dos promociones de viviendas en el PP5 que ejecutó la constructora Ogensa», que habría hecho unas reclamaciones que habrían supuesto un «perjuicio total irrogado a EMSULE de 2,7 millones». De este montante, 891.213 euros corresponderían a indemnizaciones y 330.418 euros a intereses, según establece el informe jurídico encargado a un bufete por EMSULE y que ha servido de base a la demanda, interpuesta ante el Tribunal Superior d Justicia de Madrid (TSJM) por la condición de aforo de Miguel Ángel Recuenco, que es diputado en la Asamblea de Madrid.

En la querella, EMSULE pide que se cite a declarar a los responsables de la constructora y «a todos los técnicos que participaron en el laudo arbitral y a Carlos Delgado, portavoz de ULEG», según las mismas fuentes.

El informe jurídico analiza «la legalidad de las decisiones y contrataciones» para la construcción de 176 viviendas de protección en la parcela 15 de Poza del Agua y de otras 170 viviendas en la parcela 19. Determina, así, que la gestión de Recuenco, como presidente de la entidad, habría derivado en un retraso de obras y subida de precios, lo que motivó las reclamaciones de la empresa contratista. El proceso, según siempre el documento, habría «causado un perjuicio económico para EMSULE».

El barrio leganense de Poza del Agua.

Reclamaciones

Tras la firma de los contratos, la constructora Ogensa realizó varias reclamaciones por un «mayor importe de la ejecución de obra» por «retraso de inicio» de los trabajos en ambas promociones y «por precios contradictorios».

El portavoz del PP ofreció una rueda de prensa la pasada semana cuando conoció la interposición de la primera querella y afirmó sobre este caso del Plan Parcial 5 que «es más ilógico aún» que la primera querella.

Hoy, Recuenco se ha reafirmado en que se le acusa de «un contrato de ejecución mal hecho que se realizó en 2010 cuando no era componente de la Corporación municipal y Llorente sí era miembro del consejo de Administración que adjudicó esas obras y que establecía que había que someterse al arbitraje».

En cuanto a las dudas que generó la designación de los peritos, Recuenco ha manifestado que el perito que hizo el informe para establecer el laudo fue contratado por Llorente cuando accedió a la presidencia de EMSULE. Además, tras recordar que el laudo tiene «la misma validez que una sentencia», ha señalado que «las cuantías se pagaron cuando Llorente era ya alcalde».

La primera querella de EMSULE contra Recuenco se interpuso la pasada semana por la comisión de los delitos de prevaricación y malversación continuada por la adjudicación de varios contratos que suman más de un millón de euros a cuatro empresas, propiedad de las mismas personas.

Está previsto que esta mañana comparezcan el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE), y el vicealcalde, Enrique Morago (Cs), para dar explicaciones sobre esta segunda acción judicial.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.