Publicidad

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado este viernes de manera definitiva -con catorce votos a favor- la modificación presupuestaria por importe de 18 millones de euros para financiar, entre otras cuestiones, el pago de facturas a empresas tras quedar suspendidos los pagos a finales del año pasado por un ataque informático al Ayuntamiento, el abono de pagos por labores de asfaltado o la habilitación de un centro para desplazados ucranianos.

Durante un Pleno extraordinario, se han desestimado las alegaciones que había presentado la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (FLAV), para destinar parte de esta modificación presupuestaria a cuestiones de corte social ante la crisis económica generada por la pandemia.

Durante el Pleno, el alcalde, Santiago Llorente (PSOE), ha asegurado que las alegaciones «no tienen encaje legal» puesto que, además de presentarse fuera de plazo, suponían «un posicionamiento político». En este punto, el regidor ha explicado que las alegaciones en estos casos deben contener detalles como a qué se destina el dinero y de dónde se saca, aspectos que en ningún caso presentaba la propuesta de la Federación.

La entidad vecinal había sugerido que el dinero de la modificación presupuestaria se destinase a proyectos como el Defensor del Menor, a programar 3 comidas al día los 7 días de la semana a mayores que vivan solos o familias vulnerables, o a incrementar la Ayuda a Domicilio y el servicio de Teleasistencia.

Mientras, grupos de la oposición como PP o Unión por Leganés (ULEG) han cuestionado que se desestimen estas alegaciones sin siquiera «analizarlas» o sin dar la opción a negociar el destino del dinero con la Federación vecinal.

El alcalde, Santiago Llorente (der.) y el vicealcalde, Enrique Morago, en el Ayuntamiento (Foto: D.G.Castillejo)

Pago a proveedores

Del montante global, un total de 11,9 millones se destinarán a pagar facturas de 2021 y otros años de la cuenta ‘413’ que no se pudieron presentar a finales del pasado año por la «mala suerte» de sufrir un ataque informático (el 6 de diciembre) por el que los autores pidieron un ‘rescate’ económico.

Según la modificación presupuestaria, unos 4 millones se destinarán a la operación asfaltado, ya que quedaron también pendientes varias facturas. Incluye también un montante de 600.000 euros para la compra de un programa informático para la Gestión Tributaria, una «herramienta informática de trabajo» que se tenía hasta ahora en renting y que finaliza este año.

La partida incluye un montante de 363.000 euros para financiar la habilitación de un centro de primera estancia para refugiados ucranianos -que gestiona Cáritas-, así como un abono de 1 millón de euros pendiente desde 2019 para la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) por la gestión y mantenimiento del Centro Municipal de Empresas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.