Publicidad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Getafe ha requerido a la Comunidad de
Madrid que tome medidas «más contundentes» ante los incumplimientos reiterados de la fundición Corrugados y ha exigido que, además de conocer los expedientes ya
abiertos a la empresa, se restrinja la actual Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la empresa.

Los vecinos afectados, que se manifestarán el próximo día 26 en una marcha hasta la plaza de la Constitución, denuncian contaminación acústica con explosiones continúas, ruidos y la liberación a la atmósfera de partículas.

Publicidad

El Ayuntamiento considera que Corrugados, obligado desde 2017 a afrontar
un Plan de Minimización de Ruidos, ha incumplido este punto reiteradamente, y nunca lo ha puesto en marcha pese a las continuas prórrogas de la consejería de Medio Ambiente.

Emisiones de Corrugados (Foto: Más Madrid Compromiso con Getafe)

De hecho, la propia consejería de Medio Ambiente ha señalado por escrito recientemente que el estudio acústico presentado por la empresa con fecha 23 de julio refleja, para el periodo nocturno, refleja «un incumplimiento de los valores de ruido en la fachada oeste, que es la que más afecta a la zona residencial».

Sin pantalla acústica

Además, la consejería ha constatado que dentro del Plan de Minimizacón del Ruido tampoco se han realizado tres de las acciones previstas, entre ellas una pantalla acústica perimetral alrededor de la vibradora; una actuación sobre los muelles de chatarra cubiertos; y una pantalla acústica en el perímetro este.

Publicidad

Mientas, el pasado junio se llevaron a cabo mediciones en viviendas afectadas, y se abrió «expediente sancionador» a la empresa en lo que respecta a la competencia municipal sobre los valores acústicos en zona residencial.

Ante ello, la Administración local ha solicitado información sobre los posibles expedientes sancionadores por parte de la Comunidad de Madrid, en la que recaen las «competencias de control de la totalidad de los valores ambientales«.

En este punto, ha vuelto a trasladar la «inquietud ciudadana» por los incumplimientos de la fundición y sus posibles efectos adversos tanto en el ámbito atmosférico, como en el suelo y al medio hídrico.

Publicidad

De forma paralela, el Ayuntamiento continúa realizando mediciones de control de la
actividad de Corrugados. Actualmente se está realizando un nuevo estudio del impacto
acústico en la zona residencial,
así como otro en lo que respecta a los olores, tal y com han denunciado los vecinos.

Desde el pasado mes de septiembre y a propuesta del Gobierno local, se ha instalado
junto al colegio Jorge Guilén, en el barrio de Juan de la Cierva, una estación medidora
exclusiva de las emisiones de Corrugados
. Esta dotación pasará, en las próximas semanas, al barrio de Los Molinos.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.