Los vecinos de los barrios de Getafe Norte y Los Molinos están sumamente preocupados ante las previsibles consecuencias del festival ‘Mad Cool’, que se celebrará en el polígono Marconi de Villaverde el próximo julio, a unos 300 metros de las viviendas de Getafe. Ruidos, saturación de tráfico, problemas de acceso a los barrios y ‘botellones’ conforman el escenario que se plantea durante los días que dure el festival.

El pasado año, el festival que se celebraba en el barrio de Valdebebas llegó a congregar a unas 300.000 personas (60.000 por día) en los más de 140 conciertos programados. Las cifras serán similares o las mismas en esta edición. Ante ello, el Pleno ha llevado este lunes una moción para reclamar que se paralice el proyecto.

El presidente de la asociación de vecinos de Getafe Norte, Jesús Mascaraque, ha comparecido hoy en el Pleno para expresar la inquietud de los residentes en ambos barrios getafeños. Cree que el festival traerá problemas de sueño para los vecinos por el elevado volumen de la música y problemas de accesibilidad. No son temores porque «es lo que ha pasado en Valdebebas», según ha dicho. Por ello, esta semana la asociación tiene previsto llenar el barrio de carteles y octavillas advirtiendo de las consecuencias.

«Hay que lucharlo para se quite de ahí -ha alegado el portavoz vecinal- o se minimine antes de que se haga un festival permanente. Es el momento».

La alcaldesa, Sara Hernández, ha admitido que, tras reuniones con los responsables de Madrid capital, sigue habiendo preocupación en el Ejecutivo local. Además, ha recordado que el festival no beneficiará a los comercios de la zona y ha apuntado que «solo generará degradación». «Y así las cosas no se hacen», ha apostillado.

Imagen del Festival Mad Cool (Foto: Archivo)

Por su lado, el candidato del PP a la Alcaldía y concejal, Antonio José Mesa, ha apoyado la propuesta vecinal, aunque ha presentado una enmienda a la moción en la que pedía al Gobierno municipal que defienda a los vecinos del Sector 3 que, a su juicio, se verán perjudicados por el proyecto del nuevo recinto ferial de Fuenlabrada en La Pollina.

Ante ello, el concejal de Urbanismo, Jorge Rodríguez, ha manifestado que no se puede comparar el ferial de Fuenlabrada con el ‘Mad Cool’. La distancia a las viviendas es de 500 metros en el caso fuenlabreño y de 250 en el ‘Mad Cool’. Mientras, el recinto de Fuenlabrada tendrá capacidad para acoger a 15.000 personas en el espacio reservado a los conciertos, frente a las «cuatro veces más» del festival madrileño: 60.000 personas por día.

Además, según el edil, el espacio fuenlabreño lleva en tramitación desde 2017 y contará, según ha confirmado también la alcaldesa, con el oportuno estudio de impacto ambiental, algo de lo que carecerá el ‘Mad Cool’.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.