Las zonas comunes de los edificios que se levantarán en el nuevo barrio que ocupará los terrenos del Acuartelamiento Aéreo (ACAR) -entre Juan de la Cierva, Plaza de Espala y la avenida de John Lennon- contarán con espacios ‘coworking’ para la gente que teletrabaja. Las comunidad de vecinos podrán disponer de estos espacios, que está previsto habilitar en los inmuebles del futuro barrio.

La pandemia ha modificado los hábitos de trabajo, de tal manera que muchos trabajadores realizan sus labores parcialmente de su hogar. El virus impulsó como nunca el teletrabajo. Sin embargo, el tamaño de las viviendas y el hecho de que muchas de ellas no estén preparadas para esta modalidad laboral ha llevado al Gobierno local (PSOE y Podemos) a idear espacios conjuntos para que los padres que trabajan desde su propio hogar puedan hacerlo en un lugar en condiciones y, además, en contacto social con otros vecinos.

Publicidad

La alcaldesa, la socialista Sara Hernández, ha adelantado que esta novedad será una de las apuestas en el nuevo barrio, que acogerá un total de 1.500 viviendas, el 70% de ellas públicas y con un elevado porcentaje en alquiler para romper las dificultades de colectivos como jóvenes y mayores para acceder a una vivienda en propiedad.

Publicidad

La regidora ha señalado que el confinamiento durante la pandemia derivó en una fórmula de trabajo que, pese a todo, reveló varias debilidades. Entre ellas, la «dificultad» de que varios progenitores tuviesen que trabajar en la misma casa, al tiempo que los niños tenían que conectarse a las clases de manera on-line.

Para ello, se piensa en habilitar estos espacios comunitarios en los que la gente que teletrabaja pueda «hacerlo en condiciones», según han informado fuentes municipales.

La alcaldesa (centro) en la presentación del Plan de Vivienda, junto a Alba Leo y Herminio Vico.

Un barrio «abierto»

El proyecto descansa sobre la idea, además, de que el nuevo barrio del ACAR será una zona «abierta», intentando huir de los últimos barrios desarrollados en Getafe, donde se realiza una «vida hacia dentro», en la urbanización, con poco contacto con el exterior.

Según reveló Sara Hernández, el objetivo es tener una «interconexión» entre todos o la mayoría de los inmuebles que se levanten para que haya una identidad corporativa, un sentimiento de pertenencia.

Además, el nuevo desarrollo urbanístico servirá a modo de probeta para comprobar la efectividad de una vivienda pública mayoritaria en régimen de alquiler en un buen porcentaje.

De hecho, el nuevo Plan Municipal de Vivienda responderá a la necesidad de los jóvenes en su primera emancipación, así como a la de los mayores, en materia de accesibilidad. Las viviendas serán un 10% más grandes de lo habitual y se baraja que la tipología predominante sea la vivienda de dos dormitorios y dos cuartos de baño.

Con ello, según la portavoz de Podemos y teniente de Alcalde en el Gobierno local, Alba Leo, se creará «uno de los mayores parques de viviendas de la Comunidad de Madrid, y cumpliremos con otro de nuestros principales objetivos, bajar de una vez por todas los precios del alquiler gracias a esta intervención pública»

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.