Publicidad

La Junta de Gobierno municipal ha solicitado a la Comunidad de Madrid nuevamente que aplique las «sanciones necesarias» a la fundición Corrugados, así como que modifique de oficio la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que permite funcionar a la empresa por estar incompleta, tras conocerse que hay informes que certifican los «incumplimientos» de la actividad empresarial en cuanto al nivel de ruidos y el «ámbito industrial».

Los vecinos de Los Molinos y Camino Viejo de Pinto, las dos áreas residenciales más próximas a la instalación, llevan años denunciando la contaminación acústica y ambiental, incluso la emisión de partículas que el viento desplaza hasta las viviendas.

Publicidad

La nueva reclamación emprendida por el Ejecutivo de Sara Hernández está motivada por el «conocimiento de que la consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid cuenta con estudios recientes que constatan que Corrugados incumple los niveles de ruido también en el ámbito industrial». Así lo cree la Junta de Gobierno local.

Este organismo considera que la empresa «incumple sistemáticamente las condiciones establecidos en su Autorización Ambiental (AAI)», la norma que establece qué puede hacer la factoría y hasta qué niveles. Estos incumplimientos, según ha ratificado el Gobierno local, se circunscribe tanto a «emisiones a la atmósfera, aguas y vertidos, como a la ejecución de las medidas establecidas en el Plan de Minimización de Ruido».

Existen numerosos expedientes abiertos a la empresa por parte de la Comunidad de Madrid, pero, a día de hoy, «tras más de cinco años, se encuentran sin resolver». Por ello, desde el Ayuntamiento se ha instado a la Comunidad a que adopte medidas.

«La empresa Corrugados continúa beneficiándose de una AAI incompleta que le permite realizar su actividad causando indefensión a los vecinos afectados -esgrime el Ayuntamiento».

Competencia regional

Las mismas fuentes señalan que la Administración local «carece de herramientas para actuar», ya que la AAI es «competencia de la Comunidad de Madrid, quien la concede y vigila por su cumplimiento, siendo la norma que permite a Corrugados realizar su actividad». Se trata de una Autorización contra la que el Ayuntamiento «viene alegando desde 2014», cuando «solicitó incluir en la AAI los problemas de ruido en zonas residenciales».

El pasado mes de febrero, el Ayuntamiento presentó un informe jurídico donde alertaba de que «la AAI que la Comunidad de Madrid concedió a la empresa está incompleta, puesto que no contempla las molestias por ruido en zona residencial, cuya competencia se había señalado erróneamente al Ayuntamiento».

Getafe ya señaló legalmente a través de un informe jurídico en el mes de febrero, que la AAI que la Comunidad de Madrid concedió a la empresa está incompleta, puesto que no contempla las molestias por ruido en zona residencial, cuya competencia se había señalado erróneamente al Ayuntamiento. Por este motivo, ha vuelto a reclamar que se «modifique la AAI de oficio, además de aplicar las correspondientes sanciones». 

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.