Publicidad

El vecino de La Alhóndiga ganó en la categoría de ‘Mejor Cortometraje de Animación’

GETAFE / 22 ABRIL 2021 / Manuel Carbajo, vecino de La Alhóndiga, y cuyos padres también residen en Getafe, ha sido uno de los afortunados galardonados en los Premios Goya 2021, que se entregaron el pasado mes de marzo a través de una gala online desde la ciudad de Málaga.

Manuel ha estado trabajando como director de producción durante los últimos cuatro años para que viera la luz el cortometraje ‘Blue & Malone: Casos Imposibles’, que finalmente se hizo con la estatuilla en la categoría de Mejor Cortometraje de Animación.

Publicidad

Hasta la fecha este proyecto ha recibido 75 selecciones y ha obtenido 15 reconocimientos en forma de premio en diversos festivales nacionales e internacionales.

Manuel ha sido recibido por la alcaldesa, Sara Hernández, y el concejal de Cultura, Luis Domínguez, quienes le han podido felicitar personalmente por el premio y tener en sus  manos durante unos minutos, gracias a la generosidad del premiado, la propia estatuilla.

La alcaldesa, por su parte, le hizo entrega de una reproducción de la Cibelina, como uno de los símbolos de la ciudad.

Publicidad

“Afortunadamente vivimos en una ciudad que siente orgullo por muchas motivos, Manuel viene a engrosar esa nutrida lista de vecinos y vecinas notables, que gracias a su esfuerzo y sacrificio obtienen el reconocimiento que se merecen. Le deseamos muchos más éxitos en el futuro y esperamos poder también colaborar con él en proyectos culturales para nuestra ciudad”, ha destacado Hernández.

Publicidad

Manuel, que también es profesor en Esdip, Escuela de Arte, y production manager de su productora, Esdip Animation Studio, en Madrid, aseguró a ambos ediles que “la nominación ya supuso una alegría enorme, pero el Premio Goya nos ha dejado pletóricos. Han sido muchos años de trabajo que sin duda han merecido la pena”.

El cortometraje

En referencia al cortometraje, Manuel ha señalado que “no es un cortometraje estrictamente infantil, sino también -ha agregado- para aquellos que hoy rondamos entre los 30 y los 40 años. Esta historia nos enseña a que no podemos perder la imaginación y las ganas de soñar, de imaginar mundos mejores, porque nos volveríamos personas grises”.

Publicidad

Berta, una joven periodista bajo estrés, visita el viejo teatro en el que trabajaba su abuela la noche antes de que lo derriben. Malone y Blue, sus antiguos amigos imaginarios, le ayudarán a resolver un caso imposible: recuperar sus ganas de soñar.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *