Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un pastor de la congregación evangélica Maranatha, de Getafe, por abusar presuntamente de cuatro niñas de 6, 7, 9 y 10 años, a las que tapaba los ojos e introducía “algo grande de mal olor” en la boca.

Según las primeras investigaciones, fue una de las niñas la que alertó a finales de agosto de que el detenido, un ecuatoriano de 50 años sin antecedentes, les obligaba a jugar a un «pasatiempo».

Publicidad
Publicidad

Presuntamente, el pastor encerraba a las menores en su oficina y les ofrecía jugar al “patito ciego”. Para ello, según avanzan fuentes policiales, les tapaba los ojos con una bufanda para que adivinarán que dedo les introducía en la boca.

Sin embargo, las menores dijeron que “les metía algo grande de mal olor y les pedía que movieran la lengua de un lado a otro”.

A cambio de “guardar el secreto” les daba recompensas como regalos y en alguna ocasión les ofrecía un euro como premio.

Publicidad
La Comisaría de Policía Nacional en Getafe.

En un coche

Según la investigación, el detenido abusó presuntamente de otra menor en la parte de atrás de su coche, donde se produjeron tocamientos y agresiones sexuales.

Las primeras pesquisas apuntan a que los abusos se podrían haber cometido desde hace un año y, habitualmente, tras las misas de los viernes.

Una vez conocidos los casos, los padres de cuatro niñas acudieron a una comisaría a denunciar la situación. A principios de septiembre este hombre fue arrestado por los agentes de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. El detenido ya ha prestado declaración ante el juez por un delito de abuso sexual y quedó en libertad.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.