Bordalás se niega a festejar antes de lograr nada, por lo que sigue dando relevancia a cada partido para aspirar a lo máximo

GETAFE / 6 MARZO 2020 / Con tres meses de competición por delante, los méritos acumulados por el Getafe hasta el momento serviría para valorar de forma positiva la temporada, independientemente de su final. Salvar la categoría y haber eliminado en eliminatoria continental, ya cumplen el expediente de sobra, pero Bordalás no permitiría que su equipo se dejase ir.

Tras el intenso mes de febrero, al Getafe le han venido de seguido dos partidos contra rivales de la zona baja de la tabla, lo que no hace más sencillo vencer, vista la trabajada victoria en Son Moix ante el Mallorca. En este caso, se añade que los vigueses vienen en mejora, gracias a que de la mano de Óscar García han encontrado un modelo de juego equilibrado que no desluce el potente talento individual de sus atacantes, asunto que ha subrayado el técnico para tener cuidado: “El Celta es un equipo muy bien dotado técnicamente y con jugadores muy buenos a nivel individual”.

Publicidad

Iago Aspas y Denis Suárez no estarán

Eso si, los celestes vendrán con dos bajas muy sensible: Iago Aspas no jugará para cumplir ciclo de tarjetas y Denis Suárez, destacado en las últimas semanas, tampoco lo hará por lesión. Pese a las destacadas ausencias, Bordalás considera que su rival tiene argumentos futbolísticos de sobra para seguir siendo peligroso.

Por parte de los getafenses, solo cabe la duda de Olivera. El lateral uruguayo se ha entrenado en solitario en las últimas horas como medida de precaución y se mantiene en duda su comparecencia en el partido, sobre la que Bordalás piensa en positivo.

Objetivo: devolver la sonrisa a la afición

Uno de los alicientes que destacaba Bordalás en la rueda de prensa previa era poder dar una alegría a la afición con el triunfo. La última derrota ante el Sevilla fue dolorosa y la ‘marea’ azulona ha recibido el varapalo de perderse la visita del Inter a El Coliseum, tras la recomendación del Ministerio de Sanidad en relación al coronavirus.

En lo clasificatorio, para Bordalás prima únicamente el trabajo de su equipo. De momento solo mide la posibilidad de que con la victoria, su equipo pueda mantenerse bien posicionado en la pugna y no quiere prestar atención al duelo directo entre Atlético y Sevilla, en el cual alguno dejará de ganar puntos.

Por tanto, todo empieza y acaba para el Getafe en lo que pase el sábado a las 21:00 horas contra el Celta. Tras ello si, habrá tiempo para que el equipo ponga la mente en el partido en Milán y demás protocolos sanitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.