Publicidad

Un total de 3.500 escolares de Primaria de una veintena de colegios de Fuenlabrada degustan durante este viernes en los comedores de sus centros una ‘comida climática’ para conmemorar el Día Internacional de la Tierra.

En la actividad, organizada desde el Ayuntamiento, han participado los centros escolares y las empresas de restauración que trabajan diariamente con los coles, utilizando productos en su mayoría locales del Parque Agrario de Fuenlabrada como son garbanzos, espinacas, acelgas, puerros, lechugas, repollos y cebolletas. 

Publicidad

El concejal de Medio Ambiente, Felipe Pinel, ha explicado que se trata de «una comida comprometida con el clima, usando de manera preferente productos locales, de temporada y cuyo cultivo genera pocas emisiones de gases de efecto invernadero». De hecho, ha detallado que, en estas «comidas saludables», predominan la legumbre, la hortaliza y las verduras de temporada. 

La actividad ha estado acompañada en esta jornada, según fuentes municipales, por el trabajo desarrollado en las aulas sobre la importancia de comprar productos de temporada y de proximidad, la necesidad de evitar tirar comida a la basura a través de la planificación y consejos sobre el consumo de vegetales y frutas y alimentos cultivados con criterios ecológicos. 

Todos estos consejos están resumidos en un díptico que se ha repartido entre la población escolar para que lo lleven a sus hogares y adapten estas medidas a sus hábitos cotidianos. 

Naciones Unidas fijó el 22 de abril como Día Internacional de la Tierra, ante la necesidad de cuidar el planeta y visibilizar las acciones para luchar contra el calentamiento global. 

El Parque Agrario se puso en marcha en 2012 como una firme apuesta por la promoción a la agricultura de proximidad. Está ubicado en la zona de Fregacedos, sobre una extensión aproximada de 300 hectáreas de huertas.  

El Parque Agrario de Fuenlabrada.

Ampliación de horarios

Mientras, en el plano educativo fuenlabreño, la Junta de Gobierno ha aprobado un presupuesto cercano a los 177.000 euros para los centros escolares de la ciudad con el objetivo de que amplíen sus horarios, tanto por la mañana como por la tarde, y faciliten así la conciliación de las familias. 

Se trata de los programas de extensión educativa ‘Amanecer’ y ‘Atardecer. Los 39 centros educativos de la ciudad pueden solicitar acogerse a estas ayudas municipales que alcanzan a los 1.500 escolares de educación infantil y primaria que hay en la ciudad.  

Al programa Amanecer se destinará un presupuesto de 136.940 euros ya que es mucho más solicitado que el programa Atardecer, presupuestado en 40.000 euros.  

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.