Inmerso en el proceso de escucha que inició el pasado marzo, la formación municipalista Ganar Alcorcón ha puesto el foco en la preocupación, transmitida tanto por expertos como por vecinos, de que la ciudad se adapte a una realidad de emergencia climática y altas temperaturas.

«Queremos crear una red de hogares climáticos que haga de Alcorcón una ciudad acogedora frente a las altas temperaturas, ofreciendo alternativas en todos los barrios disponibles para toda la familia», ha señalado el teniente de alcalde y presidente de Esmasa, Jesús Santos, también portavoz de Ganar Alcorcón.

Si la semana pasada se anunciaba el comienzo de los trabajos para instalar parques de agua en el Ensanche Sur, Los Castillos y Los Cantos, ahora, la formación ha decidido convertir el proyecto de Hogares Climáticos en una de las piedras angulares del proyecto de ciudad para la próxima década que los municipalistas ya están elaborando, con un plan específico en este ámbito.

Se trata de un primer paso para transformar la ciudad, «haciéndola más resiliente y capaz de responder frente a la emergencia climática» pues, como advierte Santos, «las olas de calor ya no serán la excepción, sino la norma».

Jesús Santos en el proceso de escucha/ Ganar Alcorcón

¿Qué es un hogar climático?

La red de hogares climáticos consistirá en un conjunto de espacios y políticas públicas destinadas a que cualquier vecina o vecino pueda encontrar alternativas para refrescarse y disfrutar durante el verano. Se desarrollan en un contexto en el que se prevé que las olas de calor han llegado para quedarse.

La formación municipalista recoge la llamada que hace el ecologismo hace sobre la necesidad de adaptar el entorno urbano al contexto de emergencia climática y lo traduce en una transformación integral de la ciudad, buscando que sea acogedora frente a los episodios de altas temperaturas.

«Hablamos de hogares climáticos porque queremos ganar el espacio público para que nuestra ciudad sea acogedora frente a las altas temperaturas. Está directamente relacionado con nuestro horizonte de avanzar hacia un Alcorcón para vivir. No se trata de sobrevivir el verano, sino de poner todos los medios para que todo el mundo pueda disfrutarlo en comunidad», ha explicado Raquel Rodríguez, concejala de Desarrollo Económico y Feminismo.

En este sentido, desde Ganar Alcorcón destacan que, «afortunadamente, no se parte de cero, especialmente gracias a la acción desarrollada desde el Gobierno municipal durante esta legislatura».

Un primer paso para crear esta red ha consistido en poner a pleno rendimiento las fuentes de chorro de Alfredo Nobel y la instalación, ya en marcha, de los 3 parques de agua, que contarán además con sus correspondientes espacios de sombra y mobiliario para poder disfrutarlo. También el funcionamiento a pleno rendimiento de las piscinas municipales.

Fuente de los Chorros, en el parque Alfredo Nobel de Alcorcón/ Ayto. Alcorcón

Sin embargo, la formación municipalista considera que este es sólo el primer paso de una transformación que debería ser mucho más ambiciosa y que debe apuntar a la extensión de las zonas verdes y alternativas para refrescarse en todos los barrios de Alcorcón.

«Durante estos casi 3 años y medio de Gobierno nos hemos encontrado con muchas dificultades para el impulso de zonas verdes, principalmente por los recortes de plantillas y medios de los equipos de Parques y Jardines durante los 8 años del Partido Popular. Sin embargo, ya se ha reparado una parte sustancial de este desgaste y hay que mirar hacia el futuro. Tenemos que recuperar zonas verdes y crear otras nuevas. Cada árbol plantado es un seguro para nuestros vecinos frente a la emergencia climática», añade Rodríguez.

Una reflexión que complementa Carlos Carretero, concejal de Sostenibilidad, Movilidad y Renovables, que recuerda que «el Gobierno municipal ya ha anunciado que se plantarán 1.000 árboles y 500 arbustos este otoño, síntoma de que empezamos a recuperar el pulso en este ámbito. Aunque si queremos responder a un reto de tal magnitud como la emergencia climática, debemos ser aún más ambiciosos» y apunta más allá «necesitamos un plan integral de sombras que permita que cualquier vecino de Alcorcón pueda moverse a pie sin exponerse al sol. Me atrevo a decir que es condición de posibilidad de la movilidad peatonal durante el verano.»

Destacan también la necesidad de recuperar e instalar fuentes para que cualquier vecina o vecino pueda beber agua, adaptando estos bebederos para mascotas.

Hogares climáticos y justicia social

«Cuando llegan los veranos se crea una división entre quienes tienen piscinas particulares o de comunidad y quienes no la tienen. Entre quienes tienen zonas comunes con sombra en las urbanizaciones y quienes no. Desde una perspectiva municipalista, la justicia social consiste en que todo el mundo pueda disfrutar del verano, independientemente de dónde viva o del nivel de renta que tenga», ha insistido David López, concejal de Juventud.

Para la formación vecinal, la transformación del entorno urbano es «una cuestión central de justicia social que, de no abordarse, supone una privatización de las soluciones de facto».

«Si la respuesta frente a los problemas comunes es que cada uno se busque la vida, en realidad estamos privatizando las soluciones. Quienes plantean el «sálvese quien pueda» y la desigualdad como estado natural de las cosas en realidad están limitando el disfrute del verano a quien se lo puede pagar. La transformación del entorno urbano es una cuestión de justicia social. Esto es algo de lo que se habla poco», ha reiterado Santos.

Desde Ganar Alcorcón extienden este planteamiento al precio de las piscinas municipales y ya trabajan en un plan para que, durante las olas de calor, el acceso a todas ellas sea gratuito para las vecinas y vecinos del municipio.

El nuevo carril-bici del Ensanche Sur/ Ayto. Alcorcón

A todos los barrios

El objetivo de Ganar Alcorcón es que esta red de hogares climáticos llegue a todos los barrios de la ciudad. Antes del verano de 2023 se esperan tener operativos los 3 parques de agua antes mencionado, que se sumarán a las fuentes de chorros y las piscinas municipales.

Sin embargo, apuntan que para los próximos es necesario buscar fórmulas para que ningún barrio de Alcorcón se quede sin su alternativa frente al calor.

«Lo que nos gustaría es que todos los barrios de Alcorcón tuvieran su alternativa frente a las altas temperaturas. Debemos ser creativos para adaptar las soluciones a la realidad de cada barrio.» planteó Rosana Zarapuz, quien ejerce como edil de Vivienda y Cooperación.

Los equipos de trabajo de Ganar Alcorcón ya trabajan en esta área del proyecto donde esperan combinar ambición y flexibilidad para que cada barrio sume para que Alcorcón sea un Hogar Climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.