Agentes de la Policía Municipal de Alcorcón han detenido a un varón por proferir «amenazas graves hacia su madre» y que tuvo que ser finalmente reducido y trasladado al Hospital Universitario Fundación de Alcorcón tras varios intentos de autolesionarse.

Los hechos tuvieron lugar en la tarde del sábado pasado, en la calle Mingo Fraile, cuando los agentes locales fueron requeridos ante las «amenazas graves» que estaba profiriendo un varón hacia su madre después de que este se hubiera autolesionado «produciéndose brecha en la cabeza».

Publicidad

Los policías procedieron a detener al varón y a trasladarlo al Hospital Universitario Fundación de Alcorcón para que fuera atendido por las autolesiones, según han señalado desde la Policía Municipal a través de sus redes sociales.

Una vez en el Hospital, el detenido insiste en lesionarse de nuevo, teniendo que ser reducido nuevamente por los agentes actuantes, que han sufrido diferentes contusiones en la operación, aunque sin revestir gravedad.

Intento de suicidio

Hace justo un mes, los agentes locales también tuvieron que intervenir para evitar que otro varón, que manifestaba intenciones de autolesionarse y suicidarse, se arrojara finalmente desde la azotea de un edificio de seis plantas situado en la calle Espada de la localidad.

Los hechos ocurrieron el 5 de mayo pasado, cuando los agentes locales fueron alertados por unos vecinos de que una persona se había subido hasta la azotea de un edificio de seis plantas en la calle Espada «con intenciones autolíticas».

«Varios patrullas se dirigen al punto. Nuestros agentes entablan conversación y tras subir a la azotea afortunadamente logran un cambio de actitud en él«, añaden desde la Policía, donde celebran que finalmente esta persona desistiera de su intención de arrojarse desde la azotea.

Una vez fuera de peligro, un ambulancia de Cruz Roja, que se había desplazado hasta el lugar por precaución, se llevó finalmente a la persona hasta el Hospital, donde «recibirá la ayuda necesaria», según han subrayado desde la Policía.

Recientemente hubo otro incidente parecido en la localidad vecina de Móstoles, cuando dos agentes de Policía Nacional lograron salvar la vida a un joven que había intentado quitarse la vida, accediendo a su vivienda, en un cuarto piso, a través del balcón de un vecino y realizándole la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Al parecer, el propio joven había comunicado su intención de quitarse la vida a un familiar, quien dio aviso rápidamente a la Policía, informando de la vivienda donde se encontraba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.