Los padres de los dos menores fallecidos en el incendio de la calle Oslo 45, que tuvo lugar el 6 de octubre pasado, se personarán en la causa abierta por el magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Alcorcón, de guardia ese día, quien les ha ofrecido ejercer las acciones judiciales pertinentes.

«Agradecer el apoyo a todo el mundo que nos ha estado ayudando en todo momento y dar las gracias a toda esa gente que al final no hemos podido acercarnos a ellos. Agradecerles de corazón todo el apoyo y el ánimo que nos han mandado», ha señalado el padre de los niños este miércoles a la salida de los Juzgados de Alcorcón.

Fuentes judiciales han señalado a Noticias para Municipios que los dos padres han prestado declaración este miércoles en el citado Juzgado, para, básicamente, «ratificarse en la denuncia de los hechos» que presenciaron el 6 de octubre pasado, cuando se originó un incendio en los bajos del bloque en el que vivían.

Estas fuentes añaden que lo verdaderamente interesante para el desarrollo de la investigación sobre el suceso será la declaración, como «investigados», de los cuatro obreros y el coordinador de seguridad de la obra que se estaba desarrollando en el local donde se originó el incendio, en el número 45 de la calle Oslo.

Estos cinco investigados están citados a declarar el próximo 18 de noviembre, a partir de las 10.00 horas, con el objetivo de esclarecer cómo se produjo el incendio en el local donde trabajaban, el cual estaban rehabilitando para abrir un restaurante.

Imágenes del incendio que tuvo lugar el pasado jueves en la calle Oslo/ Ep

La chispa de una radial

Las primeras investigaciones apuntan a que el incendio se inició a causa de las chispas de una radial que manipulaban estos operarios, según dijo el jefe de los bomberos del municipio, Raúl Esteban, quien descartó que las llamas hubieran tenido su origen en una explosión por escape de gas ocurrida al perforar una tubería, como se informó en un primer momento.

El fuego generó una gran cantidad de humo negro y denso, que se expandió rápidamente por las viviendas y las zonas comunes de los edificios anexos, lo que obligó a desalojar a decenas de familias de tres portales de viviendas.

La mujer que ha prestado hoy declaración, y sus dos hijos, de cinco años y nueve meses, que vivían encima del establecimiento, en la tercera planta, sufrieron intoxicaciones severas por inhalación de humo y entraron en parada cardiorrespiratoria.

Los sanitarios del Summa 112 lograron revertirla en el caso de la madre y su hijo más pequeño, el de 9 meses, pero no en el caso del mayor, que falleció esa misma tarde a causa de la intoxicación.

Sin embargo, días después, el bebé de 9 meses también fallecía en el Hospital de la Paz, mientras que la madre, que fue trasladada grave a la Unidad de Grandes Quemados del Hospital de Getafe, logró salvar finalmente su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.