Según ha revelado Javier Rodríguez, la denuncia propició que la Comunidad acordase la suspensión

ALCALÁ DE HENARES / 28 AGOSTO 2020 / El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha revelado que, una hora antes de que la Comunidad de Madrid anunciase la suspensión de la feria taurina prevista para el fin de semana, el Ayuntamiento había interpuesto un recurso interpuesto ante los Juzgados de lo Contencioso-administrativo en el que solicitaba la suspensión como medida cautelarísima.

“Parece que el eco de la denuncia alcanzó por fin los oídos de Díaz Ayuso”, añadió el regidor en redes sociales.

El primer edil alcalaíno ha celebrado la suspensión del evento, debido a la aglomeración de personas que podía provocar (hasta 5.000) en un momento en que se han agudizado los contagios por Covid-19 en la región.

La polémica por la feria llegó después de que la Dirección General de Seguridad de la Comunidad autorizase el evento mientras que la consejería regional de Sanidad aconsejaba no asistir. Esa divergencia de posturas en el seno de la misma Administración regional llevó a solicitar un informe a Salud Pública sobre la situación de la pandemia en la localidad.

Durante la mañana de ayer, desde el Consistorio complutense estuvieron llamando a la Dirección regional de Salud Pública, sin recibir respuesta. No obstante, sí recibieron una notificación de la Consejería de Justicia e Interior para destinar a Policía Local de cara a la celebración del evento.

Entonces, según ha explicado el alcalde, el Ayuntamiento presentó el recurso Contencioso. “Es evidente que sin esa denuncia desde el Gobierno regional no eran capaces de ponerse de acuerdo. El consejero de Justicia había dicho hoy mismo que la feria debía continuar y el viceconsejero de Salud Pública no lo recomendaba. Es un auténtico sainete y es muy feo que Ayuso siempre busca excusas. Ella lo sabía y ha sido mala perdedora”, ha apostillado.

Para el regidor complutense, el problema se debe a que la Comunidad publicó una normativa hace dos meses que permite la celebración de eventos taurinos hasta el 75 por ciento de aforo cuando ahora se ha multiplicado por 35 el número de contagios. Por eso, aclara que si en aquel momento no autorizaba el festejo estaría prevaricando.

El primer edil complutense ha lamentado el perjuicio que ha causado a los empresarios taurinos esta decisión de la Comunidad a 24 horas de iniciarse los festejos cuando el Ayuntamiento de Alcalá ya pidió su suspensión hace una semana. “La realidad al final termina imponiéndose”, ha zanjado.

Suspensión de conciertos

Por su lado, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Judith Piquet, ha solicitado al alcalde que evalúe suspender los conciertos de la Huerta del Obispo, una vez se ha revocado la autorización por parte de la Comunidad de Madrid para una corrida taurina que hubiese arrancado esteviernes.

La zona de la la Huerta del Obispo.

“Si la celebración de las corridas de toros puede suponer un riesgo para la salud, ¿no es un riesgo también reunir a hasta 800 personas diarias en un espacio en el que además se puede beber y por tanto estar por momentos sin mascarillas?”, ha planteado Piquet.

La ‘popular’ ha criticado la “hipocresía” del alcalde de Alcalá, ya que no ha tenido en cuenta la evolución sanitaria para las actuaciones de la Huerta del Obispo, que “superan las 600 personas que marca la normativa del pasado 19 de agosto”.

“Nos parece mezquino y ruin que el alcalde haya querido culpabilizar a la Comunidad de Madrid y a su presidenta en el caso de que se hubiera producido algún contagio durante la celebración de la feria taurina. ¿Si se produce un brote en los conciertos organizados por el Ayuntamiento será responsabilidad del alcalde?”, se ha preguntado la portavoz.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.