El sindicato SATSE Madrid ha registrado en los juzgados una petición para «el cierre cautelar» de los centros de atención 24 horas que desde el día 27 atienden la urgencia extrahospitalaria en la región ante «la falta de respaldo jurídico y legislativo que supone para los profesionales de Enfermería».

«Las enfermeras no disponemos actualmente del respaldo necesario, ni jurídico ni legislativo, que nos reconozca las competencias asistenciales que son necesarias para poder desempeñar nuestras funciones en los centros sanitarios de cuidados enfermeros 24 horas, sin poner en riesgo nuestra integridad y seguridad profesional», ha subrayado el sindicato en un comunicado.

El sindicato de Enfermería ya anticipó el pasado viernes su malestar ante el plan de la Comunidad para abrir centros de atención 24 horas solo con enfermeras «sin el respaldo legal que garantice su actividad asistencial», algo que calificó de una «irresponsabilidad sin paliativos».

En su última propuesta, el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero puso sobre la mesa un modelo que contempla tres tipos de centros 24 horas, con 49 de ellos con equipo completo (médico, enfermera y celador), a los que se suman el CUE de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá, y el resto, 29, sin facultativo presencial.

En concreto, estos últimos estarían formados por un equipo de Enfermería (dos profesionales) y celador y tendrían dos modalidades, con once de ellos con apoyo de videoconsulta médica y 18 dedicados a cuidados programados de enfermería durante los fines de semana y festivos.

Una enfermera manipula una jeringuilla para vacunar (Foto: SATSE)

Sin protocolos

Por todo ello, Satse Madrid ha reclamado ante el juzgado el cierre cautelar de los centros y ha exigido a la Consejería de Sanidad que suspenda la implantación de este modelo de centros «sin los necesarios Protocolos, el Reconocimiento y el Respaldo Jurídico y Legislativo imprescindible para que las enfermeras podamos realizar nuestra actividad asistencial con las garantías necesarias».

En una entrevista con Noticias para Municipios, el portavoz de SATSE Madrid, Juan Antonio Hervás, ya advirtió de que carecen actualmente de «ningún tipo de protocolo estandarizado» que «protejan a las enfermeras y enfermeros de encontrarse ante una emergencia sin el respaldo del facultativo».

«Teóricamente los profesionales de enfermería están capacitados para hacer muchísimas cosas, más de lo que hacemos en muchos casos. Pero tenemos que estar avalados por esos protocolos, porque al final la responsabilidad caería sobre nosotros, y es lo que no estamos dispuestos a transigir de ninguna de las maneras», añade Hervás.

Más allá de eso, por ejemplo, los profesionales de enfermería tampoco están autorizados a recetar cualquier cosa, ya que la prescripción enfermera es muy limitada. Es una de los motivos, entre otros, por lo que se exige la presencia siempre de un médico en la apertura de estos centros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.