https://noticiasparamunicipios.com/wp-content/uploads/2022/11/CAOS-Y-COLAPSO-EN-LA-REAPERTURA-DE-LAS-URGENCIAS-PRIMARIAS1.mp4

Martes. 19.30 horas. Una madre acude con su hijo de seis años al nuevo centro de urgencias extrahospitalarias 24 horas de Móstoles, en la calle Coronel de Palma, justo al lado del centro de especialidades y donde estaba el antiguo Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), que llevaba cerrado desde el inicio de la pandemia.

El niño tiene un fuerte dolor de oído, quizá fruto de una otitis. Sin embargo, nada más llegar al centro le informan: «No tenemos médico, solo hay personal de enfermería y un celador». El menor es atendido por uno de los dos enfermeros con los que cuenta el centro, que comprueba como tiene el oído inflamado. «Tiene que irse al hospital, nosotros no podemos recetarle nada, tiene que ser un médico», les explica.

Esta situación se viene repitiendo en este centro 24 horas de Móstoles desde que el 27 de octubre pasado reabrieron los antiguos SUAP. Desde entonces, ninguno de los más de 15 días ha habido médico de urgencias, por lo que el centro ha estado abriendo con dos enfermeros y un celador.

«No hay médico porque ha renunciado. Muchos renuncian por incompatibilidad de horarios, otros se dan de baja. Solo estamos dos enfermeros y un celador. Yo no puedo permitirme el lujo de renunciar, porque te penalizan, te ponen el último de la bolsa y te puedes tirar meses sin volver a trabajar», cuenta a Noticias para Municipios uno de los enfermeros del centro, que prefiere mantenerse bajo el anonimato.

Con miedo a hablar más de la cuenta, puesto que no tiene plaza fija, este enfermero nos remite al sindicato, que son los que mejor conocen la situación y los que «han estado defendiendo en la Mesa de negociación una serie de condiciones que consideran imprescindibles para la apertura de estos centros 24 horas».

El Centro de Atención 24 Horas de Móstoles, situado en el antiguo SUAP/ Rubén S. Lesmas

«Es inviable»

«Nosotros, desde las mesas sectoriales, ya dijimos que esto era inviable. Primero, no se podían abrir con tan poco margen de tiempo porque con el personal de 40-45 centros, es imposible que se abran 80. Básicamente ese es el problema desde el principio, nosotros venimos anunciando que era inviable abrir 80 centros con el personal de 40″, explica a Noticias para Municipios Juan Antonio Hervás portavoz de SATSE Madrid.

Esto es lo que vienen denunciando además desde hace varios días muchos alcaldes y alcaldesas socialistas, como aquí en Móstoles Noelia Posse, y desde la Ejecutiva Regional del PSOE de Madrid, con su secretario general y próximo candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Juan Lobato, a la cabeza.

«Lo que no puede ser es que lo que ha funcionado durante 40 años, por primera vez en la historia esté fallando en la Comunidad de Madrid«

«Lo que no puede ser es que lo que ha funcionado durante 40 años, por primera vez en la historia esté fallando en la Comunidad de Madrid. Este colapso en las urgencias está provocando una pérdida de calidad de vida grandísima. Vivir con la inseguridad de no saber a que centro de Urgencias tienes que ir si a tus padres les pasa algo, si a tus hijos les pasa algo. Eso no nos lo merecemos en Madrid, no nos lo merecemos en absoluto», insiste Lobato, quien este domingo visitaba el Centro de Salud Cerro del Aire, en Majadahonda.

Al igual que Móstoles, este centro de Majadahonda es otro de los que también ha sufrido la falta de médico desde su reapertura el 27 de octubre pasado. Tras estar dos años cerrado, las nuevas urgencias extrahospitalarias están siendo «un verdadero caos»: «un día no hemos tenido médico, otro día no hemos tenido enfermero», se queja uno de los vecinos de la zona, que se ha acercado a ver a Lobato.

Juan Lobato en su visita al Centro de Salud de Cerro del Aire, en Majadahonda/ Rubén S. Lesmas

«Un locutorio sanitario»

Por si fuera poco, el pasado lunes les comunicaron oficialmente que este centro 24 horas de Majadahonda, al igual que pasará con el de Móstoles, será uno de los 34 centros que finalmente no tengan médico presencial, que habrá un médico que atenderá, a distancia, por videoconsulta, algo que consideran otro «disparate».

«No puede ser que el centro abra sin médico, con una pantalla que le esté preguntando donde le duele o si respira mejor o peor. No puede ser que en la Comunidad de Madrid, en pleno 2022, en vez de ir a mejor, vayamos a peor, eso no es un problema de reivindicación de izquierdosos venezolanos, esto es un problema de calidad de vida mínima y eso es lo que le exigimos a la señora Ayuso, que rectifique, aunque sea por octava o por novena vez, pero que esta vez sea para bien, para solucionar problemas y no para crearlos», ha insistido Lobato.

«No puede ser que el centro abra sin médico, con una pantalla que le esté preguntando donde le duele o si respira mejor o peor«

Desde el PSOE critican duramente que se vaya a implantar esta «especie de locutorio sanitario, con videollamada», insistiendo en que lo que va a seguir pasando es que se van a seguir colapsando continuamente las urgencias hospitalarias de los hospitales de referencia de la zona, como el caso del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda o el Hospital Universitario de Móstoles, que están relativamente cercanos a estos centros 24 horas.

«Entendemos que la asistencia al ciudadano se tiene que dar de manera presencial en una urgencia. Una pantalla o un teléfono no es la herramienta para poder sobre llevar una emergencia que venga en un centro. Tiene que estar de manera presencial los 3 profesionales«, reitera por su parte Hervás, de SATSE Madrid, quien asegura que esto ha sido uno de los asuntos que les han llevado a bajarse del acuerdo inicial con la Comunidad de Madrid.

«No hay protocolos»

Sobre todo, porque como nos explica este portavoz de SATSE Madrid, carecen actualmente de «ningún tipo de protocolo estandarizado» que «protejan a las enfermeras y enfermeros de encontrarse ante una emergencia sin el respaldo del facultativo».

El portavoz de SATSE Madrid, Juan Antonio Hervás, frente al antiguo SUAP de Móstoles/ Rubén S. Lesmas

«Esta mañana han venido a instalarnos el dispositivo de grabación, que será un móvil, conectado al ordenador y las conexiones con el médico se harán a través de zoom. Pero todavía no nos han dado instrucciones. Se supone que cada día, antes de abrir, nos comunicarán a qué centro tenemos que llamar, qué centro está de guardia», nos explica uno de los enfermeros de Móstoles, que se queja de la falta de protocolos.

«Los profesionales de enfermería están capacitados para hacer muchísimas cosas, más de lo que hacemos en muchos casos, pero tenemos que estar avalados por protocolos«

«Teóricamente los profesionales de enfermería están capacitados para hacer muchísimas cosas, más de lo que hacemos en muchos casos. Pero tenemos que estar avalados por esos protocolos, porque al final la responsabilidad caería sobre nosotros, y es lo que no estamos dispuestos a transigir de ninguna de las maneras», añade Hervás.

Más allá de eso, por ejemplo, los profesionales de enfermería tampoco están autorizados a recetar cualquier cosa, ya que la prescripción enfermera es muy limitada. Es una de los motivos, entre otros, por lo que se exige la presencia siempre de un médico en la apertura de estos centros.

«Nosotros podemos hacer la primera atención, estamos capacitados para ello, evidentemente, pero si necesitamos de una mayor valoración, o de la supervición del médico, no sabemos de qué manera debemos actuar. O por ejemplo, para recetar cualquier cosa. Nosotros no podemos recetar un simple paracetamol. Es un médico el único autorizado para extender una receta«, ha insistido uno de los enfermeros del centro de Móstoles.

¿Falta de médicos?

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en todas sus comparecencias que el problema es «la falta de médicos en Atención Primaria», algo que está pasando «en todas las comunidades autónomas, no solo en Madrid». Sin embargo, ni la oposición ni los sindicatos están de acuerdo.

«Problemas hay en todas partes, por supuesto, pero solo en Madrid somos los últimos de España en Atención Primaria, tenemos 1,5 médicos por cada 1.000 personas. En Madrid tenemos la menor inversión en España en atención primaria de España, solo el 11% del presupuesto», ha asegurado Lobato, quien ha pedido a Ayuso que «deje de hacerse la víctima» y contrate más médicos.

Juan Lobato en su visita al Centro de Salud de Cerro del Aire, en Majadahonda/ Rubén S. Lesmas

Desde los sindicatos, aunque admiten que es cierto que hay falta de profesionales, reiteran que ya advirtieron a la Comunidad de Madrid que «tenía que hacer la reapertura de los centros, pero de una manera paulatina, cuando se contase con todo el personal».

«El problema está en que no se ha hecho caso y al final lo ha abierto de la manera tan nefasta y tan caótica como lo ha hecho ahora«, ha añadido Juan Antonio Hervás, quien además recalca que esta forma de abrirlos, al final «ha acabado descapitalizando de gente lo que era los SAR, los Servicios de Atención Rural», que «esos sí que han funcionado durante toda la pandemia» y que ahora también están sufriendo las conseciencias.

«Han acabado descapitalizando de gente lo que era los SAR, los Servicios de Atención Rural«

Otra de las cuestiones que se plantean muchos ciudadanos es por qué no se vuelve a la situación a antes de pandemia, cuando funcionaban los llamados Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), con sus mismos profesionales, que es lo que también están pidendo muchos alcaldesa y alcaldesas. Hervás tiene la explicación.

«Según cerraron en marzo de 2020, a estos profesionales les mandaron al Zendal, no perdón les enviaron al IFEMA, después del IFEMA les mandaron a vacunar, a hacer labores de vacunación en el Wanda, después les mandaron al Wizink Center y después les han vuelto a mandar de nuevo al Zendal a seguir en vacunación. Entonces, en ese trayecto pues muchos profesionales se han ido a otros dispositivos como UVIS móviles, a BIRES (Biólogo Interno Residente), a unidades de enfermería, a comunidades de asistencia domiciliaria», añade Hervás.

Al no haber profesionales suficientes, sobre todo médicos de familia, lo que han hecho ha sido «intentar parchear por medio del personal que tenían en los 40 SAR«. «Con nuestra firma no podemos avalar la mala fe con la que está actuando la Consejería de sanidad, no podemos avalar, sobre todo, que siga manteniendo centros sin todos los profesionales«, concluye el portavoz de SATSE.

Lobato en una visita el SUAP de Móstoles, hace unos meses/ PSOE Madrid

¿Cómo se soluciona?

«Hace siete meses presentamos ya el Pacto por la Salud de todos y todas, que es un documento elaborado por profesionales sanitarios, por profesionales de la gestión de la Salud Pública, que precisamente lo que define es la hoja de ruta que Madrid necesita», ha recordado el candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

A corto plazo, Lobato entiende que la única solución es contratar más profesionales sanitarios. En este sentido, recuerda como hace unos meses «la Comunidad de Madrid despidió a 6.000 profesionales sanitarios que fueron contratados durante la panemia». Desde el PSOE creen que muchos de esos profesionales pueden recolocarse en la Atención Primaria y, también, en estos servicios de urgencias extrahospitalarias.

«Nosotros apostamos por la Atención Primaria como elemento de sostenibilidad del sistema sanitario, ahí es donde reside la eficacia de un sistema que dé seguridad y tranquilidad, y lo que está haciendo el PP es todo lo contrario, desmantelar la Atención Primaria y destinar una inversión ridícula a prevención y promoción de la salud, esa hora de ruta que presentamos ya hace unos meses», ha concluido Lobato.

«Nosotros apostamos por la Atención Primaria como elemento de sostenibilidad del sistema sanitario, ahí es donde reside la eficacia de un sistema que dé seguridad y tranquilidad«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.