Publicidad

Renfe ha implementado en la red de Cercanías de Madrid un nuevo sistema que permitirá a los usuarios el pago directo con tarjeta bancaria en los propios tornos de las estaciones, a través de la tecnología ‘contactless’ (sin contacto).

La intención del operador es extender progresivamente este sistema al resto de núcleos de Cercanías del país, así como introducir una nueva opción para que los clientes de AVE, que tienen incluido un viaje gratis en Cercanías, no necesiten canjear su billete, sino que puedan acceder directamente al andén.

Publicidad

Al lanzamiento de este nuevo sistema de pago, llamado ‘Cronos’, ha asistido la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que ha tenido lugar en la estación madrileña de Nuevos Ministerios.

De esta forma, los usuarios de Cercanías Madrid (con excepción de Móstoles El Soto, Santa Eugenia y Ramón y Cajal, que se incorporarán al proyecto próximamente), ya pueden acceder directamente al tren con solo aproximar la tarjeta bancaria, física o en dispositivo móvil, al punto de lectura de los tornos o canceladoras, sin necesidad de adquirir previamente el billete en taquillas o máquinas autoventa.

Publicidad

Para ello se han adaptado tecnológicamente las estaciones de Cercanías con la instalación de lectores EMV (Europay, Mastercard y Visa), para el pago con tarjetas sin contacto. No obstante, se mantiene la opción, en caso de que la tarjeta no funcione correctamente o no sea la adecuada, de obtener el billete en taquillas o máquinas autoventa.

Publicidad
La actual línea de Cercanías C-3, en Pinto.

Más rápido y cómodo

El Ministerio defiende que ‘Cronos’ permite acceder al andén de una forma «más rápida y cómoda», ya que el viajero reduce tiempos, evitando colas para obtener el billete, al tiempo que supone un sistema de pago «más sostenible y respetuoso con el medio ambiente», por el ahorro de papel que conlleva no generar el título de transporte correspondiente.

Además, reduce tanto el riesgo de posibles contagios, al evitar el uso de efectivo y el contacto físico, como el tiempo en el que los viajeros permanecen en la estación para adquirir sus billetes y pasar por los tornos.

El sistema permite, en el caso de grupos, un número ilimitado de accesos mediante la misma tarjeta bancaria, siempre que todos los viajeros se desplacen con el mismo origen y destino, y que la validación a la entrada y a la salida se realice con la misma tarjeta o dispositivo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.