Publicidad

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha pedido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, «un poco de sosiego, mayor prudencia y respeto a las editoriales pero sobre todo respeto a los decentes que eligen los libros de texto«.

«Antes de hacer grandes soflamas o antes de criticar pediría un poco de sosiego, mayor prudencia y respeto a las editoriales pero sobre todo respeto a los docentes que eligen esos libros de texto», ha señalado este miércoles Alegría en declaraciones a los medios desde Jerez de la Frontera (Cádiz), después de que la Comunidad de Madrid haya recomendado a los centros educativos que mantengan los libros de texto para el próximo curso escolar.

Publicidad

En una circular enviada este martes por la Consejería de Educación, la Comunidad de Madrid achacaba su recomendación a la «tardía aprobación y entrada en vigor» de los currículos de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato por parte del Gobierno, lo que «ha provocado» que se encuentren en tramitación los decretos definitivos con la aportación de las comunidades.

En este contexto, la ministra de Educación y FP ha advertido de que «hay importantes dirigentes del PP que siempre aluden a la falta del esfuerzo en el sistema educativo». A ellos les ha pedido que se esfuercen «en respetar a los demás, al sector de los editores y los libreros» que, a su juicio, «hacen un magnífico trabajo».

Alegría ha defendido que cualquier libro de texto que se hace en las distintas editoriales «están basados en el rigor científico». «Se está pidiendo lo que les corresponde y es que las comunidades autónomas, que tienen competencia en materia educativa, aprueben sus decretos», ha sentenciado.

Precisamente, ha advertido de que la Junta de Andalucía «todavía no ha aprobado ninguno de los cuatro decretos, ni de Infantil, ni de Primaria, ni de Secundaria, ni Bachillerato». «Hasta que esos decretos no estén aprobados los libros de texto no podrán ser publicados para que los profesores los puedan utilizar en sus centros», ha apuntado.

En sus palabras, los libros de texto «es un material de apoyo que utilizan los profesores y los eligen ellos mismos voluntariamente», por lo que ha apostado por manifestar «un ejercicio de confianza y respeto a los docentes, que son quienes de una manera colegiada eligen los libros de texto que más se adecuan a su propio centro».

Enrique Ossorio, en rueda de prensa (Foto: D.Sinova/Comunidad de Madrid)

Ossorio responde

«Imaginense que compramos los libros y luego hay que cambiarlos porque haya que introducir lo que nosotros vamos a meter en los Decretos…«, ha respondido el consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Ossorio ha insistido en que pidió a la ministra que «se retrasara al curso 2023/24». «Nosotros lo que hemos hecho es una autonomía, nosotros lo que hemos hecho es una recomendación, serán los centros los que tomen la decisión. Es un problema generado por un Ministerio que ha tardado un año y 3 meses en aprobar unos curriculums educativos«, ha insistido.

Díaz Ayuso ya anunció hace unas semanas que el Gobierno autonómico revisará de «forma pormenorizada y urgente» el contenido de los nuevos libros de texto para el próximo curso 2022/23 a través de un plan especial que llevará a cabo el Servicio de Inspección Educativa autonómico.

El objetivo, según Ayuso, es evitar «el adoctrinamiento» en las aulas a través de este material escolar, tal y como aseguran que se desprende de los borradores del curso que viene tras la entrada en vigor de la ley educativa estatal LOMLOE.

Sin embargo, la portavoz de Educción y del PSOE en el Congreso de los Diputados, Luz Martínez, y la diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid Marta Bernardo han insistido en acusar a la presidenta de la Comunidad de Madrid de suponer «un peligro para el conjunto del sistema educativo.

«La señora Ayuso supone un peligro para el conjunto del sistema educativo de la Comunidad de Madrid. Ella que se consideró la adalid de la libertad, de la libertad de enseñanza, nada más lejos. Nos ha sorprendido siendo la mayor censora del reino de España intentado buscar objeciones al currículo educativo de bachillerato», ha lamentado Martínez.

Por su parte, Bernardo ha lamentado que Madrid sea la Comunidad Autónoma «que menos invierte por estudiante, en el número uno de la segregación». «No se dan cuenta de que van en contra de la libertad y de aquí, del Congreso de los Diputados. Va en contra de la libertad ciudadana. Las familias tienen que estar tranquilas y no de sobresalto en sobresalto por la educación de sus hijos», ha defendido.

Más Madrid ve «incertidumbre»

Por su parte, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, ha acusado a la presidenta de la Comunidad de Madrid de «querer saltarse la ley» y llenar de «incertidumbre a los centros educativos», después de que el Gobierno regional recomiende mantener los libros de texto vigentes para el curso que viene.

«La señora Ayuso vuelve a querer saltarse la ley de todos los españoles. Llena a los centros de incertidumbre y perjudica a los estudiantes en Madrid«, ha lamentado García en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara regional tras registrar una iniciativa.

Además, le ha pedido a la dirigente autonómica que concrete «exactamente por qué la Comunidad tiene que ir a contrasentido del Gobierno de España, de la propia Ley». «En vez de poner el centro en el cuidado, la certidumbre y el buen desarrollo, ¿por qué tienen que poner la confrontación con el Gobierno central como eje de su política educativa?», ha lanzado la líder de la oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.