El proyecto quiere contribuir a paliar la brecha digital con un dispositivo de Realidad Virtual de bajo coste

REGIONAL/ 7 JUNIO 2020/ Dos estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) han sido galardonados en el certamen ‘Innovación frente al virus’ por su proyecto ‘Educatec’, una iniciativa tecnológica que propone soluciones para que alumnos sin recursos aprendan a programar.

Steven Córdoba y Mark Iglesias, alumnos del Doble Grado de Ingeniería Informática y ADE, han desarrollado para su Trabajo Fin de Grado esta iniciativa, que ha sido reconocida como una de las mejores propuestas en educación y tecnología en el certamen abierto para aportar ideas innovadoras frente al coronavirus.

El cierre de los centros educativos provocado por la pandemia de la COVID-19 ha sacado a la luz la brecha digital existente en España y las dificultades que los niños, niñas y jóvenes de familias más desfavorecidas tienen para seguir sus clases a distancia”, señala Córdoba, uno de los estudiantes.

Para plantear soluciones a esta brecha digital, el proyecto ‘Educatec’ plantea la creación de “entornos virtuales inmersivos” para que niños y niñas en riesgo de exclusión social “den sus primeros pasos en el mundo de la programación desde un smartphone”.

El proyecto quiere contribuir a paliar esas diferencias tecnológicas con un dispositivo de Realidad Virtual de bajo coste que sirva para iniciar a los alumnos en la programación informática”, añade Córdoba, que quiere desarrollar su carrera en temas relacionados con tecnología y emprendimiento social.

Aunque los TFG relacionados con ‘Educatec’, aún no han sido presentados ni defendidos, ya han recibido el reconocimiento de la comunidad emprendedora como una de las más destacadas, en la categoría de Educación y Tecnología, en el marco del certamen impulsado por la aceleradora startupolé.

Bajo coste

La herramienta se basa en tecnología de Realidad Virtual con controladores gestuales y tiene una infraestructura de coste bajo“, ha explicado el profesor del Area de lenguajes y Sistemas Informáticos, Maximiliano Paredes, director de los TFG e impulsor inicial de la idea.

El equipo se compondría de un ‘smartphone’, al que habría que acoplar unas gafas de realidad virtual y un pendrive con un programa que permite hacer el seguimiento de la mano, lo que costaría “unos 200 euros, algo asequible para los centros educativos que se puede usar desde casa”, insiste Córdoba.

Con el equipo listo, los usuarios tienen que descargarse una APP con la que podrán entrar en este entorno educativo inmersivo en el que poder resolver ejercicios basados en ‘Scratch’, un sistema por bloques, ampliamente utilizado en la introducción a la programación.

Estos escenarios, como explica el profesor Paredes, se han diseñado para resultar atractivos al usuario y consisten en un aula con una pizarra y un tablero en el que tendrán que resolver ejercicios, las Pirámides de Egipto y un hospital en los que podrán ayudar a solucionar los problemas que se plantean.

A finales de junio, tienen previsto probar el dispositivo en un campamento de verano de la asociación Creátika, que trabaja con niños y niñas en riesgo de exclusión social, donde los estudiantes podrán probar esta experiencia inmersiva con la que “se pretende mostrarles que la tecnología también está a su alcance”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.