Publicidad

El sindicato CC.OO. ha denunciado este jueves que el cierre de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) ha provocado un incremento del 60% en la atención de pacientes en los servicios de Urgencias de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

En un comunicado, el sindicato ha censurado así el plan de reordenación de las urgencias extrahospitalarias de la Consejería de Sanidad, que contempla el cierre de los 37 SUAPs que funcionaban en la región hasta la llevada del Covid-19 y la creación de 17 Puntos de Atención Continuada (PAC) –diez con personal médico y siete centrados en Enfermería–, para subrayar que estos Servicios de Urgencias de Atención Primaria evitaban que el 90% de los casos que atendían acabaran en las urgencias de los hospitales madrileños.

Publicidad

En concreto, los SUAP funcionaban cuando los centros de salud estaban cerrados, en horario de 20,30 a 8,30 horas de lunes a viernes y las 24 horas durante los fines de semana. Eran atendidos por personal del Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad (Summa 112).

«Su importancia era tal», ha destacado Alberto Ramírez, enfermero del Summa 112 que trabajaba en uno de ellos, «que permitían salvar vidas, por estar situados físicamente muy cerca de la ciudadanía y porque una respuesta rápida supone la diferencia entre la vida o la muerte en casos que requieren una actuación inmediata» como en caso de infarto.

Según el sindicato, esta situación es similar en los 14 centros de atención domiciliaria, un servicio vital para las personas con discapacidad y con movilidad reducida que tienen que acudir a urgencias o desplazarse hasta un centro de salud.

En este sentido, Manuel Rodríguez, secretario de Política Social de CC.OO. de Madrid, ha trasladado el rechazo rotundo del sindicato a esta reorganización de recursos con la que el PP de Madrid pretende «empujar a la ciudadanía madrileña a contratar seguros sanitarios privados».

«CCOO Madrid rechaza frontalmente el objetivo que tiene el gobierno del PP de desmantelar la sanidad pública, derivando cada vez más dinero a empresas sanitarias privadas, por lo que exigimos la reapertura inmediata de los SUAP y los centros de atención domiciliaria y que se invierta en una sanidad que hasta hace poco, estaba considerada una de las mejores del mundo», ha zanjado el sindicato.

«Falta de manos» en los hospitales

En la misma línea, UGT Sanidad Madrid ha alertado de la «falta de manos» en la Sanidad Pública madrileña por la falta de profesionales sanitarios, con una plantilla del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) que se ha reducido en más de 5.000 profesionales respecto a enero y en un momento en el que se han incrementado las necesidades asistenciales, con subidas del 70% en las atenciones en urgencias hospitalarias.

En un comunicado, el sindicato ha recordado que aunque la plantilla estructural del Sermas cuenta con casi 3.000 profesionales más que en enero de 2020 no hay que olvidar que son 5.361 sanitarios menos que en enero de 2022.

Todo ello en un momento, ha subrayado, «en el que las necesidades asistenciales de la población no son menores que en enero de 2022 y sí mucho mayores que en 2020″.

Así, ha puesto el acento en que las urgencias de los hospitales tienen ahora mismo una actividad de un 70% más que otros veranos en las mismas fechas y las llamadas en espera y las colas de avisos del Summa se multiplican por 100 respecto a semanas previas. «En Atención Primaria los datos que aportan son tan maquillados que la realidad que vive el ciudadano y los profesionales no coinciden y produce enfrentamientos a diario», ha apostillado.

La situación es tal que los ciudadanos «han tomado las calles» durante los últimos meses, con protestas frente a los centros de salud que desde el Gobierno de Ayuso ven como «un enfrentamiento político» cuando «es pura supervivencia de los barrios y los pueblos de Madrid».

La Consejería ha planificado para después del verano una reorganización de las urgencias extrahospitalarias, ha indicado, «sin contar con la Mesa Sectorial» en la que están representados los sindicatos, «mostrando una vez más el ninguneo a los representantes de los trabajadores y trabajadoras».

Enfermeras de la Fundación Jiménez Díaz (Foto: EP)

Cierre de camas en verano

Por otro lado, el sindicato Satse ha advertido este jueves que la falta de profesionales de Enfermería durante la época estival y en plena séptima ola de la pandemia de Covid-19 conllevará el cierre de una media de 1.800 camas en los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) durante los meses de julio y agosto.

Una situación ante la que ha reclamado al Gobierno de la Comunidad de Madrid un «esfuerzo económico» para mejorar las condiciones laborales de estos sanitarios para lograr retener y atraer a estas profesionales en la región.

En un comunicado, Satse Madrid ha recordado que la Bolsa de Empleo que surte de profesionales a los centros sanitarios públicos de la región «hace tiempo que está agotada» y la alternativa del Ejecutivo regional «es cerrar camas, ante la imposibilidad de mantener los servicios en marcha».

«Lo lógico es que las medidas fueran, en vez de cerrar camas, mejorar las condiciones laborales y profesionales de las enfermeras para que Madrid fuera un destino atractivo«, ha subrayado Satse, que destaca que, frente a ello, «la realidad es que ocurre justo lo contrario».

En este sentido, ha puesto el acento en que además la plantilla de enfermeras está «bajo mínimos», ya que hay numerosas profesionales con bajas por ansiedad, agotamiento o Covid persistente y las que permanecen en sus puestos de trabajo también están sometidas a una carga asistencial sin precedentes ya que tienen que seguir realizando sus cuidados con plantillas muy por debajo de lo recomendado por los organismos nacionales e internacionales».

A pesar del incremento de la plantilla estructural del Sermas, ha lamentado el sindicato, este crecimiento se ha hecho de tal forma «que apenas se ha notado en los centros asistenciales». Por ello, Satse ha reclamado un Plan de Contingencia «que adapte la plantilla enfermera a las necesidades reales del Sermas y que dote económicamente a Sanidad de los recursos necesarios para llevar a cabo el incremento de plantilla» que se precisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.