Publicidad

El sindicato CC OO Madrid ha criticado el «caótico» inicio del curso escolar en la Comunidad en Primaria e Infantil, con una falta de 1.500 profesores en la primera de ellas y carencia de educadores en la segunda, además de infraestructuras sin terminar.

«Es el arranque de curso más caótico en años», ha explicado durante una rueda de prensa la secretaria general de la Federación de Enseñanza en Madrid, Isabel Galvín, para analizar el arranque del curso tras consultar «centro a centro».

Publicidad

En concreto, han sido más de 676.000 los alumnos los que han iniciado el curso escolar 2022/23 en la Comunidad de Madrid. De ellos cerca de 83.276 pertenecen al primer ciclo de Infantil (0-3 años), 173.834 a segundo ciclo de Infantil (0 a 6 años), 413.596 a Educación Primaria.

Durante su intervención, la responsable sindical de Enseñanza ha puesto el acento en la falta de 1.500 profesionales que no se han podido incorporar a su centro de trabajado. «La Consejería no ha respetado el calendario de asignación de profesorado, que ya era muy tardío en la relación con el inicio de curso, de manera que los profesores que empiezan en los centros se asignaron ayer», ha explicado.

De esta forma, ha recalcado Galvín, «en la práctica el curso empieza sin sus profesores» que tiene que hacer el trámite burocrático y administrativo pertinente por lo que se demora su incorporación.

En concreto, según las cifras que el sindicato recabadas centro a centro, afectaría a unos 1.500 profesores de Primaria, con centro donde se han detectado la falta de ocho docentes.

Publicidad

En Infantil, además, las clases han arrancado con falta de educadores, por lo que los centros están asignando estas labores a profesores que «ya están sobrecargados».

Según ha indicado sobre los 49 centros madrileños que incorporan esta etapa educativa, en un 15% de los casos presentan falta de educadores.

En esta misma línea, ha destacado que los menores han vuelto a las aulas en muchos casos con infraestructuras en construcción, con obras sin terminar, e incluso «en barracones».

Varios niños a su llegada al colegio CEIP Hernán Cortés durante el primer día de comienzo del curso escolar (Foto: M.Fernández/Ep)

Infraestructuras

«Más de 8.000 alumnos de Infantil y Primaria no tienen su centro con todas las infraestructuras correctas», ha indicado Galvín, que ha puesto el acento especialmente en los nuevas dotaciones para la enseñanza de 0 a 3 años, con el 90% de los centros que no tiene todavía terminada la adaptación de los centros a la edad ni mobiliario.

El curso escolar en estos niveles educativos también se inicia, según ha indicado, sin que se cumpla la obligación de incorporar la figura del coordinador del bienestar de la infancia, un puesto que deberían estar ocupado por profesionales formados para ellos con psicopedagógica y psicosocial, como los PTSC, encargados de velar por el bienestar psicosocial y elementos convivencia en los centros.

Ante la falta de personal, ha denunciado, hacen que personal de los centros educativos ya saturados tengan que asumir estas funciones sin reducción horaria y a coste cero. «Estas funciones no son las que tienen que tener un docente sino una figura que esté formada en psicopedagogía», ha recalcado.

En la misma línea, ha apuntado a otras carencias en materia de ley de climatización, con centros que no están preparados para afrontar olas de calor o frío, o un plan de ahorro de cara a un otoño que se prevé con importantes costes derivados del incremento de los precios de la energía.

Normalidad, según Ossorio

Por su lado, el vicepresidente, consejero de Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha defendido que el curso escolar ha empezado «con absoluta normalidad».

Ossorio ha asegurado que están incorporando a todos los docentes y que este año se han sumado 1.266 más, a los que se añaden los más de 2.100 que se contrataron como refuerzo y que se quedan en el sistema educativo.

Después de que CC.OO. asegurara que el inicio de curso escolar ha sido «caótico» y que faltan 1.500 profesores, el consejero ha valorado que esto entra «dentro de la normalidad de las falsedades que cuenta CC.OO.». «Si tienes que defender tu acción sindical sobre la mentira te estás despreciando a ti mismo», ha subrayado Ossorio, quien ha tildado estos datos de «patéticos».

Por otro lado, el vicepresidente se ha referido a las becas para Bachillerato para familias de hasta 100.000 euros, algo que según el mismo se ha quedado «como un huevo frito» cuando se ha visto que las familias que han recibido esas becas cobran menos de 20.000 euros per cápita. «Los más beneficiados han sido los alumnos de la concertada», ha indicado.

Ossorio ha defendido que desde la Comunidad no se favorece «a la pública, ni a la privada, ni a la concertada» sino que quieren que los padres «elijan en libertad cuál es el sistema educativo para sus hijos».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.