El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha adjudicado este miércoles la contratación del suministro de 600.000 dosis de la vacuna contra el neumococo, indicada a personas que cumplan 60 años, grupos de riesgo y menores para prevenir, entre otras, otitis, meningitis, neumonías y otras infecciones respiratorias.

El portavoz del Gobierno regional y consejero de Educación, Ciencia y Universidades, Enrique Ossorio, ha detallado que se destinará 24.733.020 euros en la adquisición de estas 600.000 dosis de vacuna antineumocócica trecevalente para su administración en el último trimestre de 2021 y en 2022.

El Calendario de Vacunación de la Comunidad de Madrid contempla su administración frente al neumococo de 13 serotipos a población infantil, a grupos de riesgo de todas las edades, a las personas que cumplan 60 años y a personas mayores de esta edad que no hayan sido vacunadas previamente.

Esta vacunación es actuación preventiva que se efectúa sobre la población sana susceptible de enfermar y sobre los grupos de riesgo, con la que se pretende interrumpir la transmisión de determinadas enfermedades.

En el caso de la población infantil, la pauta es de tres dosis –a los dos, a los cuatro y a los 11 meses–, mientras que para las personas de 60 años se introdujo en el Calendario de Vacunación del Adulto en mayo de 2016, siendo Madrid la primera región en ponerla en esa franja de edad.

La vacuna del neumococo vuelve al calendario oficial (Foto: EP)

La bacteria

El neumococo es la principal bacteria productora de otitis media, sinusitis y neumonía, y la segunda causa más común de meningitis bacteriana. De hecho, la neumonía neumocócica causa cerca de 10.000 ingresos anuales en adultos en España.

La probabilidad de hospitalización de estos pacientes es hasta 73 veces mayor en pacientes con otras enfermedades y más frecuente en personas de mayor edad.

La vacunación neumocócica puede prevenir infecciones bacterianas y el uso innecesario de medicamentos, especialmente en aquellas personas con mayor riesgo de enfermedades graves, como son los adultos mayores.

La incidencia de la infección es elevada en neonatos y niños menores de 2 años, disminuye en adolescentes y adultos jóvenes y aumenta de nuevo en adultos de mayor edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.