Un motorista ha fallecido tras colisionar contra un turismo y, después, al quedar tirado en la calzada, ha sido arrollado por un camión de gran tonelaje en el kilómetro 26 de la A-2 en Alcalá de Henares, según han informado fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

El siniestro ha ocurrido a las 21:00 horas del martes 27 de septiembre cuando el motorista ha colisionado en el kilómetro 26 de la A-2 en sentido entrada a Madrid con un coche y debido a la colisión ha caído a la calzada siendo después atropellado por un camión.

Los sanitarios del Summa-112, desplazadas hasta el lugar, solo han podido notificar la muerte del hombre, tras esto los Bomberos de Comunidad de Madrid han rescatado el cuerpo sin vida que se había quedado atrapado debajo del camión.

La Guardia Civil se ha hecho con la investigación y además, ha tenido que desviar el tráfico por el siniestro.

Suceso

La Guardia Civil ha confirmado que las pruebas de ADN practicadas al cadáver hallado hace una semana en un camino del Casarrubios del Monte, en Toledo, corresponde a Isabel del Castillo Hortelano, la mujer de 57 años con Alzheimer que desapareció en la localidad de Navalcarnero hace más de un mes.

Todo indicaba que el cadáver encontrado pertenecía a esta mujer, ya que fue localizado a pocos kilómetros del último lugar en el que se le perdió la pista, en la localidad madrileña de Navalcarnero, como así consta en una cámara de videovigilancia municipal.

Los primeras investigaciones apuntan a que el cadáver llevaba varias semanas allí y no murió de forma violenta, sino de forma natural o accidental. Además, la Guardia Civil ha contrastado que el cuerpo no ha sido movido del lugar, por lo que todo apunta a que falleció allí mismo.

Además, los familiares han confirmado que, el cadáver llevaba parte de la ropa con la que la desaparecida salió de casa ese día: unas mallas ciclistas de color negro por encima de la rodilla, una camiseta de manga corta de rallas azules y blancas y por debajo otra de tirantes verdes y unas chanclas por suela fina de madera y correa de color azul.

La principal hipótesis es que Isabel fue a dar un paseo en ese viernes 19 de agosto dirección sur, a la Urbanización Calipo Fado, donde viven unos familiares, un lugar que conocía bien. Pero en algún momento, quizá fruto de su enfermedad, se desorientó y acabó tras varias horas andando en un paraje escarpado, cerca de unos matorrales, por los que apenas pasa gente. Allí habría fallecido el mismo día o al día siguiente por causas naturales o por un accidente, según las mismas fuentes.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.