El sindicato médico Amyts ha denunciado que el «caos» organizativo en la apertura de los 80 centros de Urgencias 24 horas en la región se ha saldado con la agresión a una médica y a un enfermero por la presunta «falta de material en uno de estos centros» en los primeros cuatro días de funcionamiento.

El caos organizativo y el elevado número de bajas sobrevenidas por el personal sanitaria ha propiciado agresiones al personal sanitario después de que la Consejería de Sanidad y dirigentes del PP acusaran a los profesionales sanitarios de boicot.

De hecho, según el sindicato, en uno de esos centros que solo era «atendido solo por celadores» los usuarios llegaron a «forzar las puertas para comprobar que no había médicos dentro».

La secretaria general del sindicato, Ángela Hernández, ha subrayado que el balance de la «apertura precipitada y sin las debidas condiciones técnicas y de personal» en los cuatro primeros días de funcionamiento de este modelo de atención urgente extrahospitalaria «es muy negativa».

El sindicato ha denunciado que se han dado «situaciones extremas e inaceptables» con agresiones a una médica y un enfermero. Además, según los datos recopilados por Amyst, al menos 21 médicos SAR ya han renunciado a su puesto «ante este escenario de estrés, desprotección y de riesgo para el paciente y para el profesional» y teme que la cifra «vaya aumentando o que los profesionales huyan en la próxima movilidad a otros puestos de la sanidad madrileña».

«Creemos que todo esto está muy relacionado con la nefasta estrategia de comunicación que ha elegido el consejero de Sanidad e incluso algunos representantes parlamentarios del Gobierno conforme a culpabilizar a los profesionales de toda esta situación. Eso es inadmisible. No se puede culpar a los profesionales que van a estar dando la atención de lo que está sucediendo», ha indicado Ángela Hernández.

Un cartel en el que se lee: ‘Urgencias cerradas, tu salud vendida’ en un SUAP (Foto: Archivo)

Piden una rectificación

En este sentido, desde el sindicato mayoritario entre los médicos de la región han reclamado una rectificación por parte del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero y varios diputados del PP ante «una campaña de desprestigio» de los profesionales al acusarles de «boicotear» la reapertura de estos centros.

«Creemos que se deben rectificar estas acusaciones e invitamos a la Administración a sentarse con el sindicato médico Amyts para solucionar el grave problema que hay sobre la mesa», ha indicado el sindicato en un comunicado, en el que además pone en duda los datos facilitados por la Consejería en cuando a las bajas sobrevenidas de médicos.

Según apuntó el Gobierno regional, el primer día de funcionamiento de este modelo llegó a haber un 57% de bajas sobrevenidas entre el personal médico, con profesionales que comunicaron esa misma mañana «que se daban de baja por incapacidad temporal, por situaciones personales de distinta índole o por permisos solicitados por incidencias familiares».

«Aquí hay unos responsables muy claros, que es una Consejería que ha hecho las cosas de una forma precipitada, de espaldas a los profesionales y por unas motivaciones más políticas o electoralistas que técnicas. Creemos que perfiles más técnicos que ha tenido con anterioridad la Consejería jamás se hubieran metido en este fango de tratar de culpar y acusar de boicot a los profesionales», ha destacado la secretaria general del sindicato.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.