Publicidad

El titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, ha admitido la personación como acusación popular del Ayuntamiento de Madrid, del PSOE, del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid y de Podemos, en el caso que investiga a los empresarios Alberto Luceño y Luis Medina por sus operaciones comerciales con el Consistorio en la compra de material sanitario durante la pandemia.

El Grupo Municipal Socialista ha valorado como «un paso imprescindible» que el juez haya admitido su personación como acción popular en la causa abierta contra Medina y Luceño por una presunta estafa al Consistorio madrileño en la compra de material sanitario.

Publicidad

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, ha expresado que desde su partido se niegan a «normalizar el saqueo de lo público». «Vamos a seguir peleando por depurar las responsabilidades políticas y llegar hasta el final. Los madrileños merecen saber dónde está su dinero y por qué».

El magistrado ha hecho hincapié en la «gravedad» de los hechos investigados, ya que Luis Medina y Alberto Luceño podían haber aprovechado «el momento más álgido de la pandemia» cuando había «miles de fallecimientos diarios» para ‘inflar’ los precios de los materiales sanitarios para la posterior venta al Ayuntamiento.

Perjudicado

El juez de Instrucción número 47 de Madrid ha aceptado tener por personado como acusación particular al Ayuntamiento de Madrid por ser perjudicado de los delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales.

También ha admitido la personación del PSOE, Podemos y del Grupo Socialista porque «los delitos investigados no sólo afectan a los fondos públicos, sino que tienen un interés general y una enorme repercusión pública -alega-, al investigarse el manejo de los citados fondos en un asunto tan grave como fue la adquisición de material sanitario en el momento más álgido de la pandemia de Covid-19, con miles de fallecimientos diarios, y determinar si esos fondos beneficiaron a determinadas personas particulares en perjuicio de la generalidad de los ciudadanos».

Sin embargo, desestima la personación de Más Madrid, Rita Maestre y al Grupo Mas Madrid, por no aportar el poder general para pleitos preceptivo, sin perjuicio de que puedan subsanar este defecto aportando el mismo, o personándose ‘apud acta’ ante este tribunal, ha indicado el magistrado.

«Exagerado beneficio»

Según la querella, Alberto Luceño y Luis Medina «actuando de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico, ofrecieron al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de adquirir grandes remesas de material sanitario fabricado en China».

El documento jurídico señala que las operaciones costaron al Ayuntamiento de Madrid unos 10,8 millones de euros, obteniendo «un millón de mascarillas que, a pesar de ser de buena calidad, el vendedor habría estado dispuesto a vender por un precio muy inferior al pagado; concretamente, el 40% de lo que el Ayuntamiento pagó por ellas».

Luis Medina fue la persona que contactó con el Consistorio, aprovechando su condición de personaje público y «su amistad con un familiar del alcalde de Madrid», un extremo niega la Alcaldía capitalina.

«Como contrapartida (de las operaciones), Alberto Luceño recibió en concepto de comisiones un total de 5.100.000 dólares -4,6 millones de euros-, mediante transferencias remitidas desde Malasia a una cuenta personal», recoge.

El dinero de los comisionistas se destinó a coches de lujo, relojes, un barco, vacaciones en Marbella e incluso una casa en Pozuelo. Estos bienes se encuentran embargados de manera preventiva, para asegurar el cumplimiento del dictamen jurídico.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.