Publicidad

El juez, Adolfo Carretero, ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid un informe en el que se esclarezca si siguen teniendo mascarillas compradas por la empresa malaya Leno, que después daría lugar al caso de los comisionistas. También para qué se usaron y cómo se distribuyeron las mismas.

En el escrito, el magistrado acepta la batería de diligencias solicitadas por el PSOE y el Grupo Municipal Socialista.

Publicidad

También se ha solicitado que se libre oficio a la Policía Municipal de Madrid para que certifique la fecha de elaboración y la persona firmante del ‘Informe técnico sobre adecuación a la normativa de mascarillas de grafeno KN95 en el contexto de la crisis sanitaria SARSCOV2 (Covid 19)’.

Cuando se conozca al firmante, se citará el 17 de junio a Mario T. F., jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en Madrid Salud, para ser interrogado sobre el contenido de un correo remitido al gerente de Madrid Salud, Antonio P.

El magistrado cree que la declaración de este testigo es relevante en relación a la calidad y homologación de las mascarillas de la empresa Leno, la proveedora del material sanitario que se vendió al Ayuntamiento de Madrid por 11,6 millones de dólares.

Mario Tabasco habría informado a la responsable de Compras, Elena Collado, en un correo electrónico que «las mascarillas no cumplían los requisitos mínimos y que los certificados aportados no estaban reconocidos por España», según han detallado fuentes jurídicas.

Una tira de mascarillas FPP2 en línea de producción (Foto: Ep)

El juez Carretero requiere al Consistorio un informe que detalle varios puntos respecto a las mascarillas adquiridas por la empresa malaya Leno, de la que los investigados eran supuestamente agentes exclusivos.

Petición jurídica

En concreto, se pide que se detalle cuáles han sido los usos de las mascarillas; cómo y cuándo se han distribuido; cómo se han distribuido las mascarillas que fueron «donadas» por los investigados, dentro del paquete de las adquiridas a través de Leno; y si existe stock o remesas de las mismas en los depósitos municipales.

También se pide librar oficio a la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) para que informe sobre el grado de idoneidad de dichas mascarillas en relación con la normativa vigente en el año 2020.

Por último, remite Orden de Europea de Investigación (que no comisión rogatoria) a la autoridad judicial italiana competente para que por parte de Ente Certificazione Macchine (ECM) se informe acerca de la competencia de este órgano para emitir certificados sobre productos sanitarios de protección y, a la vista de los certificados con el membrete de esta entidad que obran en la causa, se informe acerca de la autenticidad, validez y contenido de dichos documentos.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.