Publicidad

Siete grandes bandas se disputan el territorio madrileño, con la reciente aparición de la sanguinaria Mara Salvatrucha en asociación con La 18, y un resurgimiento importante de los Latin Kings, como detalla en profundidad el informe de del II Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad de Madrid realizado por el Centro de Ayuda Cristiano.

La Mara Salvatrucha es una banda muy minoritaria de origen salvadoreño, está considerada como la más violenta de todas. Sus miembros visten de azul y blanco, poseen muchos tatuajes en rostro y cuerpo y suelen ser provinientes de El Salvador y Honduras, también. Su lema es ‘Mandar, violar y controlar‘, están asociados a la mara ‘Barrio La 18’, cuyo número tatúan en la cara, cuello o extremidades.

Publicidad

Las bandas latinas luchan por hacerse con la hegemonía en toda la Comunidad de Madrid. Muchos de sus miembros son personas nacidas en familias desestructuradas, las bandas aprovechan estas situaciones para ofrecerles una vida de lujo y una familia, que no tienen. El pastor Alberto Díaz, del Centro de Apoyo Cristiano, añade, ‘entrar en una banda es fácil, pero salir es muy difícil. Es un proceso largo y que puede ser peligroso porque estos jóvenes tienen mucha información sensible’. Pero cuando se especifica la salida mediante la religiosidad suele encontrarse menor problemática.

Banda latina de Alcorcón.

LAS ZONAS DE CONFLICTO

Fuenlabrada y Leganés son territorios particularmente conflictivos, donde compiten cuatro bandas enemigas: Trinitarios, Forty Two, Ñetas y Latin Kings. Los Trinitarios y los Latin Kings se enfrentan con mucha violencia por conseguir tener un imperio. En estos territorios podría llegar a haber unos 500 jóvenes pandilleros, según distintas fuentes consultadas por este centro evangelista.

Publicidad

El dossier del Observatorio también refleja que en Getafe se suelen reunir los Ñetas por la calle Adolfo Marsillach, aquí se han visto peleas violentas entre bandas latinas y grupos de árabes y sudafricanos. Sin embargo, en Alcorcón varias bandas compiten en el parque de las Comunidades. En Parla se contabilizan unos 120 Ñetas y otros 40 miembros Latin Kings. Y en Torrejón, los Trinitarios están ganando territorio.

Publicidad
Publicidad

Los Blood se mueven por Alcorcón, San Isidro, Usera y Villaverde Alto. Los Forty Two en Alcalá de Henares, Alcorcón, San Fermín, San Sebastián de los Reyes, Prosperidad, Hortaleza, Fuenlabrada, Leganés, Vicálvaro y Villaverde Alto. Y la Mara Salvatrucha asociada al grupo La 18 en Asamblea, en las zonas de Puente Alcocer y Vallecas.

Publicidad
(Foto: Confidencial Colombia)

Los Trinitarios se asientan en Alcalá de Henares, Leganés, Collado Villalba, Hoyo de Manzanares, Fuenlabrada y Getafe, y los barrios madrileños de Ciudad Lineal, Cuatro Caminos, Estrecho, Nuevos Ministerios, Orcasitas, Plaza Elíptica, San Blas, San Cristóbal, San Cristóbal, San Fermín, Tetuán, Urgel, Usera, Vallecas y Villaverde.

Publicidad

Son los Dominican Don’t Play los que están más activos y despuntan como banda hegemónica en la Comunidad de Madrid. Estos se han hecho con Alcobendas, Pozuelo de Alarcón y los barrios madrileños de Alfonso XIII, Aluche, Argüelles, Carabanchel Alto, Campamento, Ciudad de Los Ángeles, El Carmen, Embajadores, Moncloa, Moratalaz, Oporto, Plaza Elíptica, Prosperidad, Tetuán, San Blas, San Cristóbal, Tetuán, Villaverde y Vista Alegre.

Por su parte, los Latin Kings, banda más conocida y que reinaba hasta su desarticulación en 2013 comienza a resurgir en Alcorcón y los barrios madrileños de Bilbao, La Latina, Lucero, Urgel, Aluche, Las Rosas, Oporto, Plaza Elíptica, San Blas, Getafe, Leganés, Parla, Torre Arias, Vallecas, Villaverde y Vista Alegre. Comenzando a competir de nuevo con el resto de grupos latinoamericanos.

Los españoles que participan de la actividad de las bandas se enmarcan en los Ñetas.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.