Publicidad

Dos guardias civiles han salvado, este pasado jueves, la vida a una bebé de 17 meses que estaba amoratada y no respiraba en una calle de la localidad de Colmenar Viejo. Los hechos ocurrieron sobre las 12:00 horas.

Esperanza y Paula, las agentes, volvían de realizar unas prácticas de tiro cuando una mujer salió al encuentro de los vehículos oficiales con un niña en brazos, sin respirar y amoratada. La madre venía en un coche camino al centro de salud pero paró a las guardias civiles porque su bebé se encontraba muy mal.

Publicidad
Eduardo Parra – Europa Press – Archivo

En plena calle las agentes comprobaron su complicado estado de salud. La progenitora, que se encontraba muy nerviosa no supo decirles qué le había sucedido a la pequeña. Al principio, las agentes le realizaron la maniobra de Heimlinch pero como no reaccionaba, le comenzaron a insuflar aire, practicándole maniobras de respiración.

Con la maniobra de proporcionarle aire finalmente consiguieron que la niña expulsara la mucosidad que tenía en sus vías respiratorias, con secreciones nasales. Fue poco a poco recuperando su color y respiración y fue trasladada al Hospital de La Paz, donde evolucionó favorablemente y ayer le dieron de alta.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.