Publicidad

El bailarín y coreógrafo, Daniel Abreu, Premio Nacional de Danza 2014, llega este jueves 14 de octubre, a las 19.00 horas, al Teatro del Bosque, con su último espectáculo: ‘El hijo’, la representación de un hombre en la naturaleza, una particular forma de ver la descendencia, enmarcado en una simbología poética.

Publicidad

Daniel Abreu (Santa Cruz de Tenerife, 1976) funda su propia compañía en 2004. Desde entonces se ha situado como una de las figuras más destacadas de la escena nacional española.

Publicidad

El trabajo coreográfico de Daniel Abreu se define en el uso de herramientas sencillas del lenguaje interpretativo, la fuerza y personalidad de los bailarines, los paisajes sugerentes que derivan en la construcción de imágenes de gran peso cercano y onírico y un sensible ambiente sonoro.

Su último trabajo, ‘El hijo’, habla del vínculo con los progenitores y un lugar, y lo que se hace con él. En definitiva, cómo se conforma y desarrolla un vástago. De alguna forma, hablar de ello es poner primero la fragmentación de ese principio de unión, entenderse como individuo que se desata, pero ligado muy profundamente a una repetición de formas y hechos. Algo que se puede explicar sólo de forma parcial, porque, al fin y al cabo, el individuo siempre lleva consigo la reinterpretación de esa historia.

Y es que la danza permite la celebración de un estar vivos y tener historia; la experiencia de ser hijo, y su entusiasmo; la relación con los ciclos naturales y los sistemas; y en ello, el conjunto de reacciones adentro y afuera que hacen que uno exista. En la obra se alterna un cuerpo de hoy, móvil y consciente, frente a otros mundos, que no siendo accesibles a la vista afectan y nos guían por caminos, como las sensaciones del cuerpo ante hechos.

Publicidad
Teatro del Bosque de Móstoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.