El Ministerio del Interior ha ordenado aumentar hasta el 15 de enero, pasadas las fiestas de Navidad, todos los dispositivos policiales contra la violencia asociada a bandas juveniles en lo referente al control de armas blancas, el consumo y tráfico minorista de drogas en zonas de ocio y la seguridad en los centros educativos y sus entornos.

Entre las medidas se incluye un «endurecimiento de los mecanismos de control para impedir la tenencia y el uso de armas blancas y otros instrumentos peligrosos» que pueden ser susceptibles de ser utilizados para la comisión de un delito o alterar la seguridad ciudadana, procediendo en su caso a su intervención.

La orden menciona la «ocupación temporal» de cualquier objeto, instrumento o medio de agresión, incluso de las armas que se porten con licencia, permiso o autorización, «cuando exista peligro para la seguridad de las personas o de los bienes o al objeto de prevenir la comisión de cualquier delito o infracción de naturaleza administrativa».

La orden ha sido firmada por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y ya ha sido transmitida a Policía Nacional y Guardia Civil; así como al Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO); a las delegaciones del Gobierno en las Comunidades Autónomas y a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Policías durante un evento en Navidad (Foto: Ep/archivo)

Presencia policial

La Secretaría de Estado de Seguridad pide ahora una «mayor intensidad» en los planes de seguridad, lo que, según Interior, se traducirá en un aumento de la presencia preventiva policial con unidades uniformadas en aquellos lugares donde se hayan detectado actuaciones o comportamientos violentos.

Esta presencia policial se extenderá en los lugares de reunión y ocio de los jóvenes durante los fines de semana y periodos vacacionales, implementando, además, dispositivos integrados por personal no uniformado.

Interior también ha reclamando un incremento de la actividad investigadora por parte de las unidades policiales competentes, «con un mayor uso de las herramientas de inteligencia policial para identificar los hechos ilícitos», así como aumentar el seguimiento de las redes sociales, páginas web y foros de internet.

En concreto, se pondrá el foco en las web y foros que sean «activos en la apología de conductas delictivas de tendencia xenófoba, racista, antisemita, o inspirados en el odio a las minorías o en la diferencia étnica o ideológica, así como aquellas donde se marquen pautas de comportamiento para sus integrantes».

Inspección de locales

La orden mandata también un incremento de las inspecciones a locales y espectáculos públicos y de la presencia policial a fin de controlar la venta de alcohol a menores o la permisividad al consumo de drogas por parte de los responsables de los mismos, así como un mayor control de la oferta minorista de drogas en lugares de ocio y en el entorno de los centros escolares para desarticular puntos de tráfico minorista.

Por este motivo, habrá más controles de conducción de vehículos bajo la influencia de alcohol o drogas en las zonas o lugares de ocio y en sus accesos.

El pasado mes de mayo, ante la escalada de sucesos relacionados con violencia entre bandas juveniles, el Ministerio dictó dos instrucciones con nuevos criterios para la vigilancia de la tenencia de armas blancas y para la mejor detección de convocatorias de acciones violentas desde foros y redes sociales.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.