Publicidad

El Ayuntamiento de Madrid está elaborando un Plan Municipal de Fortificaciones de la Guerra Civil para identificar los elementos patrimoniales de esta tipología y establecer una hoja de ruta, «ordenada y coordinada», tanto en materia de conservación como de difusión de los mismos.

Según han avanzado fuentes del área de Cultura, Turismo y Deportes, la Dirección General de Patrimonio Cultural está trabajando en la redacción de este plan porque «todas las fortificaciones de la Guerra Civil tienen la consideración de Bien de Interés Patrimonial en virtud de la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid».

Publicidad

«Será de manera complementaria al Plan Regional de la Comunidad de Madrid y servirá para identificar los elementos patrimoniales de esta tipología y establecerá una hoja de ruta, ordenada y coordinada, tanto en materia de conservación como de difusión de los mismos», han detallado fuentes municipales.

Andrea Levy.

«La voluntad es que se plasmen esos recuerdos de forma visible y para que podamos constituir un mapa de todas esas trincheras y de los búnkeres para que completen ese recuerdo de la historia reciente de nuestros barrios«, ha subrayado la delegada de Cultura, Turismo y Deportes, Andrea Levy.

Información sobre trincheras y búnkeres

Este plan sobre fortificaciones va en la misma línea que la propuesta sobre estudiar la colocación de paneles informativos sobre las trincheras y búnkeres de la Guerra Civil que hay en Moncloa-Aravaca, que se aprobó en la Junta Municipal del distrito en el Pleno ordinario del mes de julio.

El Ayuntamiento de Madrid estudiará colocar paneles informativos sobre las trincheras y búnkeres de la Guerra Civil que hay en el distrito de Moncloa-Aravaca, concretamente en el Parque del Oeste, la Casa de Campo y la Dehesa de la Villa. Una propuesta que algunas asociaciones han alertado de «su complejidad» de llevarlas a cabo por posibles vandalizaciones o por «la gran cantidad de restos que hay».

Rosaleda del Parque del Oeste.

«Creo que es una manera de visibilizar los recuerdos ocultos de Madrid. Además, supone que los propios madrileños conozcan la historia reciente y es una manera de trasladar a los turistas un itinerario de nuestra ciudad. Puede ser un gran atractivo», ha aseverado la delegada de Cultura, Turismo y Deportes.

Los restos que se conservan en Moncloa-Aravaca

Según el Plan Regional de Fortificaciones de la Comunidad de Madrid, a principios de noviembre de 1936, las fuerzas sublevadas llegaron a la Casa de Campo, cruzaron el Manzanares y ocuparon algunos edificios de la Ciudad Universitaria.

En las siguientes jornadas consiguieron ampliar su posición hasta quedar detenidos a la altura del Hospital Clínico y el Parque del Oeste debido a la defensa de los combatientes republicanos. A finales del mes tuvieron que cambiar de táctica debido al fracaso del ataque frontal a la capital.

De esta forma, se ordenó mantener las posiciones y proceder a la fortificación de las mismas. El sector ocupado por los sublevados consistía en una cuña de forma irregular limitada al norte por la Dehesa de la Villa, al este por las primeras edificaciones de la capital y al sur por el Parque del Oeste.

El sector sublevado se extendía desde el Hospital Clínico hasta la Casa de Campo, donde también se construyeron numerosas defensas de las que aún hoy se conservan vestigios en los cerros Morán, Canteras, Garabitas y Covatillas, entre otros lugares.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.