El Ayuntamiento de Madrid estrena un nuevo servicio de recogida de residuos y, con él, algunas novedades. Entre los cambios que llegan está el incremento en los días de recogida de envases y cartón, más frecuencias para comercios, sensores de llenado y contenedores más pequeños.

La primera novedad llega ya hoy: la recogida de envases subirá de cuatro a siete días; los contenedores en vía pública de papel-cartón se recogerán un mínimo de seis veces a la semana y, en algunas zonas, hasta cuatro veces al día.

En los últimos seis años, las cantidades recogidas de cartón han pasado de 33.000 toneladas en 2016 a más de 75.000 en 2021, cifran en el Ayuntamiento, «por lo que se ha establecido una frecuencia mínima de recogida para los contenedores de vía pública que oscila entre seis veces por semana y las cuatro recogidas diarias, en función de la generación de este residuo en la zona».

Contenedores en Madrid.

En lo que respecta a la fracción orgánica se mantendrá con frecuencia diaria y la de otros residuos (pilas, vidrio, residuos, textiles) se adecuará a la demanda de generación. En el caso de la recogida de residuos textiles se aumentará el número de contenedores de la ciudad a 1.600, lo que supone duplicar el actual parque de recipientes.

Sensores de llenado y refuerzo en el ‘puerta a puerta’

En los contenedores en vía pública de fracciones como cartón, vidrio y envases está prevista la instalación de sensores de llenado para optimizar la gestión del servicio al precisar de un menor número de camiones circulando en la ciudad para recoger este tipo de residuos. La retirada de los residuos está garantizada cuando se alcance el 80 por ciento de su capacidad máxima. Todos deberán estar instalados en los recipientes estipulados el 1 de enero de 2023.

Con esta tecnología se llevará un control en tiempo real al identificar las actuaciones de limpieza, saneamiento y mantenimiento llevadas a cabo en los contenedores. La flota del servicio de contenerización incluirá equipos GPS para una correcta gestión de la prestación.

La maquinaria y vehículos empleados por los concesionarios para la prestación del servicio deberán estar propulsados por motores de gas natural comprimido (ECO) o por motores ‘0 Emisiones‘ según la clasificación de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado en Madrid Río las principales novedades que introduce el nuevo servicio de contenerización, recogida y transporte de residuos que entra en funcionamiento este 1 de noviembre (Foto: Ayuntamiento)

El nuevo contrato contempla también una ampliación de la recogida de cartón comercial ‘puerta a puerta’ en zonas con alta densidad de comercios para evitar que estos establecimientos depositen ese residuo en los contenedores, algo que prohibirá la nueva ordenanza de Limpieza.

Las especiales características de algunos mercados y galerías de alimentación hacen que sea necesario complementar el servicio con una recogida específica en turno de tarde de lunes a sábado menos festivos. El Ayuntamiento atenderá a los centros de estas características que así lo precisen. El servicio recogerá al menos las fracciones envases y biorresiduo.

Contenedores más pequeños

Junto a estas novedades en el servicio, llegan novedades en cuanto a los contenedores. Madrid tendrá nuevos contenedores desde 2023 reduciendo las dimensiones de los grandes recipientes de sus 175 centímetros actuales a menos de 150 para suponer un «menor impacto visual en la ciudad y aportar una mayor facilidad de uso», ha subrayado el alcalde después de presentar las características del nuevo contrato ayer.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado en Madrid Río las principales novedades que introduce el nuevo servicio de contenerización, recogida y transporte de residuos que entra en funcionamiento este 1 de noviembre (Foto: Ayuntamiento)

El Consistorio apuesta por la renovación y homogeneización estética de todos los contendedores de residuos instalados, que contarán con una nueva imagen y diseño aunque respetando los colores identitarios de cada una de las fracciones. El adjudicatario tendrá que desarrollar, fabricar y situar en la vía pública a partir del año que viene los nuevos modelos de recipientes para el depósito de los residuos domésticos y comerciales para todas las fracciones.

En total se creará una familia de modelos para los contenedores de cinco fracciones en superficie: envases (contenedor amarillo), papel-cartón (azul), vidrio (verde), biorresiduo (marrón) y resto de residuos no reciclables (naranja). La previsión es que se sustituyan aproximadamente 30.000 contenedores en la ciudad.

Inversión de 1.506 millones en seis años

El contrato, que requiere de una inversión de 1.506 millones de euros durante los próximos seis años, se divide en cuatro lotes diferenciados, uno de ellos destinado a asumir exclusivamente la ‘contenerización’ de residuos. Los otros tres comprenden la prestación de recogida y transporte de residuos y se configuran en tres ámbitos.

Son el Oeste, para los distritos de Centro, Tetuán, Chamberí, Fuencarral – El Pardo, Moncloa – Aravaca y Latina; el Este, para los distritos de Salamanca, Retiro, Chamartín, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas, y el Sur, para los distritos de Arganzuela, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Villa de Vallecas.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado en Madrid Río las principales novedades que introduce el nuevo servicio de contenerización, recogida y transporte de residuos que entra en funcionamiento este 1 de noviembre (Foto: Ayuntamiento)

El Ayuntamiento de Madrid apuesta por la economía circular, ha destacado Almeida. Así, ya tiene implantados y consolidados servicios que la ley no considera como obligatorios hasta fechas posteriores, como es la recogida de residuos textiles, obligatoria a partir de diciembre 2024.

La separación en origen se ha incrementado considerablemente en la ciudad de Madrid en los últimos años. En 2016 más del 88 por ciento del peso de los residuos que se recogían en la capital correspondían a fracciones no reciclables, concretamente al resto no reciclable, en su mayoría). En 2019, ese porcentaje había descendido al 72 y actualmente representa un 56 por ciento.

«La limpieza de Madrid ha mejorado»

Tal y como ya destacó en el último Pleno celebrado en el Palacio de Cibeles, el alcalde ha insistido en que «la limpieza de Madrid ha mejorado», al tiempo que ha subrayado que hoy en día «no es la ciudad sucia heredada del anterior Gobierno».

«Pero no nos vamos a conformar nunca para que Madrid esté cada día más limpia», se ha comprometido Martínez-Almeida, que ha destacado avances de su gobierno como la licitación de nuevos contratos con un aumento presupuestario del 45 por ciento o la adjudicación por primera vez de un contrato de limpieza para las zonas interbloques.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.