Publicidad

La ensaladilla rusa ha desaparecido del menú que ofrece la cafetería de Ifema donde se celebra la Cumbre de la OTAN y ha sido rebautizada con el nombre de ‘ensaladilla tradicional’, aunque mantiene el mismo precio e ingredientes.

En un contexto en el que la Alianza Atlántica ha redefinido su relación con Rusia, la carta de la cafetería de Ifema incluía la ensaladilla rusa entre sus platos, lo que generó comentarios jocosos entre los periodistas internacionales que asisten a la Cumbre.

Publicidad

Sin embargo, dos días después ese plato ya ha desaparecido del menú y ha sido sustituido por otro igual en el que se evita la referencia a Rusia. La carta de este jueves ofrece ensaladilla tradicional, aunque también se puede optar por alternativas como el salmorejo o la verdura del día.

Precisamente este miércoles, los aliados han aprobado su nuevo Concepto Estratégico, que fija a Rusia como la amenaza «más directa y significativa» para la «seguridad, la paz y la estabilidad eutoatlántica».

La cena de los ministros de Exteriores y Defensa celebrada este martes en el Palacio de Santa Cruz ya incluyó en su menú ‘ensaladilla de Kiev’, un guiño de apoyo del cocinero José Andrés a Ucrania tras la invasión de Rusia.

Los cocineros Pepa Muñoz y Diego Guerrero elaboran menús solidarios en colaboración con la ONG del cocinero José Andrés – EP

Elaborada por José Andrés

Esta es la primera vez que se celebra una cena euroatlántica en el Museo del Prado y la idea fue del presidente del Gobierno, para apuntalar la coordinación entre la OTAN y la UE en un momento como el actual frente a la amenaza de Rusia, según han explicado fuentes gubernamentales.

El encargado de preparar el menú ha sido el chef José Andrés, quien tambien estuvo detrás de la cena de los ministros de Exteriores y Defensa aliados el martes.

La cena arrancó con un aperitivo de bacalao, naranja y remolacha y a continuación se sirvió gazpacho de bogavante con verduras de verano al aroma de albahaca y aceite de oliva virgen extra de variedad Arbequina.

El plato principal fue espaldita de cordero cocinada a baja temperatura con puré de limón y un postre, que con el nombre de ‘Sabores de Madrid’, combinaba el anís de Chinchón, la fresa de Aranjuez, el barquillo y el caramelo de violeta.

El chef asturiano, residente en Estados Unidos, ha sido invitado expresamente por Sánchez en reconocimiento a su labor al frente de la ONG World Central Kitchen, Premio Princesa de Asturias de la Concordia en 2021.

Además, la cena estuvo amenizada la Orquesta Sinfónica de Kiev, que actuó como gesto de apoyo permanente a Ucrania y homenaje a su patrimonio cultural, según ha explicado Moncloa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.