El último de los tres pasos inferiores de las obras de remodelación del Nudo Norte se abrirá esta medianoche al tráfico tras concluirse las obras de este emplazamiento en la capital por la que circulan a diario 270.000 vehículos.

Este nuevo viario permitirá la conexión directa del tráfico rodado entre la A-1 (carretera de Burgos) y la M-11 (recintos feriales) con destino a la M-30/Avenida de la Ilustración y M-607 (carretera de Colmenar). Con esta actuación, se elimina un importante punto negro del viario municipal, aliviando la congestión de tráfico que se produce, fundamentalmente, a la hora punta de la mañana y de la tarde en la entrada a la ciudad por la A-1 y M-40/M-11.

Nudo Norte de Madrid (Imagen: Ayuntamiento de Madrid)

Con este nuevo paso inferior se da cobertura, además, a un tramo que abrirá durante los próximos días, así como el nuevo carril en superficie en dirección al paseo de la Castellana.

Lo ha anunciado este martes el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, durante su visita a la infraestructura por la que comenzarán a circular vehículos a partir de la medianoche. Almeida ha estado acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y los concejales de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez, y Chamartín, Sonia Cea, distritos por los que discurre este túnel.

Alivio en la congestión del tráfico

La obra realizada en el Nudo Norte apuesta por ahorrar tiempo y combustible en los desplazamientos en la zona gracias a la eliminación de 4 trenzados viarios (1 superior y 3 inferiores) que provocan atascos y contaminación ambiental, así como lumínica y acústica.

El Nudo Norte soporta una circulación de 34.000 vehículos diarios en hora punta de la mañana y 33.800 en la franja de tarde. Con la remodelación, se prevé el ahorro de tiempo en los desplazamientos privados de un 31 % (3.667 horas/día) al aumentar la capacidad en los puntos críticos y la supresión de cruces. En cuanto a los niveles de congestión, llegarán a reducirse en un 70%.

El viaducto superior fue abierto en febrero y en el mes de mayo se hizo lo propio con el primer paso inferior. El pasado mes de octubre se abrió a la circulación el segundo paso inferior de las obras, que permite la conexión directa entre el paseo de la Castellana y la M-30 para los vehículos con destino a la avenida de la Ilustración. Esa zona inferior eliminaba el trenzado entre los vehículos que se dirigen por la M-30 a la M-607 (Colmenar Viejo) y los que se incorporan desde el paseo de la Castellana, por la M-30, en sentido avenida de la Ilustración.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.