Hoy se ha presentado en Junta de Gobierno el proyecto de las cuentas de Madrid para 2023. Se trata del presupuesto «que necesita la ciudad de Madrid: creíble, solvente».

Así ha descrito esta mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, los presupuestos en rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y la delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo.

El Ejecutivo local ha destacado de las cuentas presentadas, que aún se tienen que aprobar tras negociarse con otros grupos municipales, el incremento del gasto social, la supresión de tasas locales, la continuidad en bonificaciones importantes y la reducción del IBI.

José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís compareciendo en un acto (Foto: Archivo EP)

La vicealcaldesa ha recordado que Madrid es «la primera ciudad en la que se consigue alcanzar el PIB prepandemia» y que la preocupación del Ejecutivo es que estos datos macroeconómicos «lleguen a los hogares madrileños», por lo que han apostado por bajada de impuestos. «Presentamos un presupuesto pensado en los hogares madrileños, en su realidad», ha aseverado Villacís. El regidor, por su parte, ha apostado por «seguir profundizando el modelo económico que tenemos en Madrid» ante los buenos datos económicos de la ciudad.

El proyecto de Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para 2023 alcanza los 5.703 millones de euros, con una subida de 76 millones en el gasto social, hasta situarse en los 1.130 millones de euros. Se trata de una cifra un 2,9% superior a la de 2022. Es, ha rematado Almeida, «el presupuesto que necesita la ciudad de Madrid: creíble, solvente».

En cuanto a la deuda del Ayuntamiento, «se mantiene exactamente igual que este año», ha adelantado la delegada de Hacienda, asegurando que «en materia de deuda estamos cumpliendo nuestros compromisos». Sobre los fondos europeos que recibe Madrid, Hidalgo ha concretado que son 204 millones de euros para proyectos que se están ejecutando este año y se realizarán también el año que viene. El gasto de los fondos europeos, ha añadido, está ligado a infraestructuras transformadoras por obras, transformación digital y medioambiental.

IBI, impuestos y tasas

El Gobierno municipal de PP y Cs ha apostado en la presentación del proyecto de presupuestos y ordenanzas fiscales para 2023 por una bajada impositiva que alcanzaría una suma total de 730 millones de euros de ahorro en tributos incluyendo los 121 millones del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de ahorro previstos para el próximo ejercicio.

Viviendas en el centro de Madrid

Esta bajada de impuestos ahorraría a los madrileños, según han detallado sus responsables en rueda de prensa, más de 730 millones de euros en tributos, de los que 630 corresponden al IBI. La rebaja del IBI se ha planteado para quedarse en el 0,40%, el mínimo establecido por la ley. De esta medida se beneficiarán, ha destacado Villacís, 2,2 millones de recibos, que repercutirá en un ahorro de 121 millones de euros.

El plan económico para 2023 presentado esta mañana también recoge la supresión de diez tasas del Ayuntamiento, así como de 8 precios públicos. Se trata de tasas que «habían quedado obsoletas» y que se ejecutaban «con una única intención recaudatoria». El regidor también ha recordado que se mantendrán las bonificaciones importantes «especialmente para familias numerosas».

Gasto social

El gasto social es otro de los puntos que el Gobierno local ha destacado esta mañana durante la presentación de su plan presupuestario para el año que viene. «Bajamos impuestos a la vez que incrementamos el gasto social. El gasto social ejecutado pasó de 210 euros por habitante a 251 en 2021. En 2023, el gasto social va a aumentar en 76 millones de euros. Eso también es un presupuesto liberal, pretendemos que todo el mundo pueda tener igualdad de oportunidades», ha detallado la vicealcaldesa.

Almeida ha apostado porque «todos debemos tener las mismas oportunidades para salir de la crisis económica y social», destacando el incremento de 76 millones de euros en ayudas sociales que contemplan las cuentas de 2023.

Negociación con otros grupos

Las cuentas presentadas esta mañana no son definitivas aún, ya que deben aprobarse y se necesitan los votos de otras formaciones, además del equipo de Gobierno. Es una situación que «no es fácil», tal y como ha reconocido el alcalde: «aprobar presupuestos siempre es complicado y más cuando tenemos la situación aritmética que tenemos en el Ayuntamiento de Madrid».

Asistentes a una sesión plenaria, en el Palacio de Cibeles del Ayuntamiento de Madrid (Foto: EP)

Tanto como Almeida como Villacís se han mostrado proclives a sentarse a negociar con el resto de las formaciones, aunque la aprobación de los presupuestos pasa fundamentalmente por Vox, según ha expresado el regidor porque son quienes «tienen mayor capacidad de confluencia con estos presupuestos».

Con respecto al Grupo Mixto «se tienen que entender entre ellos antes de entenderse con los demás», ha recriminado el alcalde, quien también ha reconocido que «con la izquierda está muy complicado porque no comparten la bajada de impuestos».

Ortega Smith y Almeida en un Pleno.

Almeida ha animado a Vox a no imponer líneas rojas en la negociación y a sentarse a hablar para llegar a un acuerdo. «¿De verdad que porque Ortega Smith no pueda circular por la Gran Vía con su vehículo, no va a haber presupuestos para Madrid? El coste para los madrileños de que Smith no pueda circular por la Gran vía son 120 millones de euros», ha arremetido el alcalde esta mañana. En caso de no sacar adelante los presupuestos, avanza el primer edil, «se pone en riesgo el gasto social en Madrid».

El alcalde no descarta que los presupuestos no salgan adelante y se tenga que realizar una prórroga, «es obvio que la postura inicial de los grupos no invita al optimismo». La prórroga, ha asegurado, «no es buena para Madrid ni para el bolsillo de los madrileños, vamos a hacer todos los esfuerzos para aprobar estos presupuestos».

Confrontación de sueldos con Pedro Sánchez

El alcalde ha respondido esta mañana también a la cuestión de los sueldos políticos y el incremento de los mismos que ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero puso sobre la mesa cuando detalló que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital ganan 12.000 y 18.000 euros más que el presidente del Gobierno.

El problema, ha contestado Almeida, «no son los sueldos del alcalde y la presidenta de la Comunidad; el problema es el sueldo del presidente del Gobierno». El regidor madrileño se ha preguntado esta mañana si de verdad el jefe del Ejecutivo español «no puede renunciar a un 2% de subida» teniendo su sueldo y todo lo demás pagado. «En una situación en la que el presidente nos pide todo tipo de sacrificios, él no renuncia a una subida de un 2%», ha recriminado.

La vicealcaldesa ha adelantado que los concejales del Consistorio no se aplicarán la subida del 2% aprobada (sí los trabajadores del mismo) «porque tenemos que dar ejemplo».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.