La negociación de los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para 2023 está recrudeciendo el enfrentamiento que tiene el equipo de Gobierno con el portavoz local de Vox en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith. Contra él, personalmente, han arremetido esta mañana tanto el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, como la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Preguntado el regidor en rueda de prensa sobre la negociación de las cuentas municipales, Almeida ha acusado a Ortega Smith de querer hacer «chantaje» al Ejecutivo local. «Cuando una persona dice que solo para sentarse a hablar tiene líneas rojas y que ya veremos luego qué pasa con la aprobación de los presupuestos, este Gobierno no puede aceptar ese chantaje. Este gobierno puede sentarse a negociar y hablar para ver si podemos llegar a un acuerdo, lo que no vamos a ceder a lo que nosotros consideramos que es un chantaje», ha explicado.

Almeida y Ortega Smith.

Respecto a la negociación por los presupuestos, «Javier Ortega Smith ni está ni se le espera en Madrid. Pisa Madrid de forma ocasional y pisa Madrid con planteamientos que no son asumibles«, ha destacado el alcalde.

Para Almeida, el verdadero problema no lo tiene «con Vox, sino con Javier Ortega Smith. Ése es el verdadero problema que hay en estos momentos. ¿Alguien entiende que en la Comunidad de Madrid no tengan líneas rojas para negociar y en el Ayuntamiento sí? A mí me encantaría de interlocutora a Rocío Monasterio», ha avanzado.

La vicealcaldesa ha apoyado la visión del alcalde sobre esta cuestión y ha declarado que «las formas son también importantes en política y el ‘matonismo político’ es inaceptable. En eso tenemos un problema con Ortega Smith y también tenemos un problema con Vox». La vicealcaldesa ha acusado a Smith de exigirles «obediencia» y ha defendido que en su Gobierno «no debemos obediencia a nadie salvo a los madrileños».

Villacís ha pedido a Vox reflexión sobre «quién nos han mandado al Ayuntamiento», al que ha calificado de «alguien intransigente, con quien es imposible hablar, que practica el matonismo político y que insulta a diario a un gobierno, cosa que desde luego nosotros no hacemos».

La «mano tendida» para negociar

El Gobierno de Madrid, ha asegurado el alcalde, «tenemos la mano tendida a los grupos municipales». Almeida ha reconocido, eso sí, que en Hacienda se trabaja también en un escenario de prórroga presupuestaria, «que es complicado y va a dificultar las negociaciones y que impediría muchas de las medidas establecidas por el proyecto de presupuestos».

El alcalde ha añadido también su disposición a negociar: «teniendo en cuenta que hemos demostrado que somos capaces de llegar a acuerdos, quizá el problema que tienen los grupos municipales es que como no quieren llegar a un acuerdo no se quieren sentar a negociar».

Fachada del Ayuntamiento de Madrid, Palacio de Cibeles

El regidor también ha pedido a la portavoz de Más Madrid que pregunte a su responsable de Hacienda si ha hablado con el área de Hacienda del Gobierno y no solo con Engracia Hidalgo, delegada del área. «Ha habido conversaciones sobre los presupuestos del año que viene y se les ha remitido toda la documentación», ha defendido Almeida tras las declaraciones de Rita Maestre en las que aseguraba que que un whatsapp de su grupo demandando información no puede considerarse negociación. «Maestre ha entendido que el ejercicio de la política es la mentira continuada y no tiene más proyecto político que intentar engañar como sea a una parte de los madrileños», ha rematado el primer edil.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.