En el Pleno de esta mañana todos los grupos municipales han votado una propuesta de solución para los titulares del Plan 18.000 y lo han hecho de forma unánime. Así, las diferentes formaciones han aprobado que los titulares de dicho Plan sean excluidos de la prohibición de la enajenación de viviendas, como señalaban los Pactos de la Villa.

La propuesta consiste en dejar sin efecto el pliego general de pactos y condiciones del Plan 18.000, que toma su nombre de un programa del Ayuntamiento de la capital de los años 90 para construir viviendas protegidas en terreno público, de modo que los ciudadanos únicamente adquirían un derecho de superficie durante unos años, no la plena propiedad.

Plan 18.000 o cómo el precio de las viviendas se multiplicó por 8

Entre 1984 y 1997, el Ayuntamiento de Madrid puso en el mercado parcelas pertenecientes al patrimonio municipal destinadas a la construcción de viviendas de Protección Oficial en régimen de cooperativa. Se hizo mediante la constitución de derechos de superficie con carácter gratuito durante 75 años a favor de los adjudicatarios, entre las que se encuentran el Plan 18.000.

Eran viviendas de protección oficial de promoción privada y de régimen general o especial. Desde el principio, superficiarios solicitaron adquirir la plena propiedad de sus viviendas mediante la compra de la cuota de suelo que les correspondiera de las viviendas, locales comerciales, anejos y garajes, en la misma proporción a las cuotas que dichos inmuebles tienen asignados en los elementos comunes que integran cada uno de los edificios construidos en las parcelas municipales cedidas en derecho de superficie.

Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid

Primero en 1992 y luego en 2009, el Ayuntamiento ofreció a los adjudicatarios la posibilidad de comprar la parte proporcional del suelo que les correspondía en la división horizontal. El Pliego de Condiciones Económico-Administrativas del 24 de noviembre de 2009, que regía la enajenación directa y onerosa, fue prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2012.

Ya en mayo de 2013, con Ana Botella en la Alcaldía, se aprobó un nuevo Pliego General de Pactos y Condiciones Económico-Administrativas, que estuvo vigente hasta el 30 de enero de 2018, con Manuela Carmena al frente. En este punto, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, criticó en una comisión del ramo que desde entonces no fue posible la compra de suelo «puesto que se desconocen los motivos por los que el anterior equipo de Gobierno no prorrogó los pliegos».

Pactos de la Villa

Debido al interés de los superficiarios en adquirir su cuota de suelo para consolidar su plena propiedad, el pasado 26 de enero se aprobó un nuevo pliego «pero cumpliendo el acuerdo del Pleno» que incorporaba la medida consensuada en los Pactos de la Villa y propuesta por la oposición, que establece que «ningún suelo ni vivienda destinados a protección pública podrán ser enajenados en ningún caso por el Ayuntamiento de Madrid, quedando como patrimonio y titularidad de todos los madrileños».

Esto supone que el Ayuntamiento «no puede vender en este programa suelos destinados a protección pública, sólo los calificados como libres y a precio de mercado», mientras que los superficiarios del Plan 18.000 «consideran que es un agravio comparativo con respecto al resto, al haberlo podido comprar con la calificación de suelo protegido, con una valoración bien distinta y no libre, tal y como es condición obligatoria si se quiere cumplir con lo acordado en los Pactos de la Villa».

Concentración de protesta de los afectados del suelo del Plan 18.000 junto al Ayuntamiento de Madrid (Foto: Podemos)
Concentración de protesta de los afectados del suelo del Plan 18.000 junto al Ayuntamiento de Madrid (Foto: Podemos)

Esta situación ha provocado que decenas de vecinos, que en su momento accedieron al Plan 18.000, se han encontrado con un precio para sus viviendas multiplicado por 8, según denuncian. Los vecinos reclamaron hace unas semanas que el precio del suelo de sus viviendas, al borde de los 30 años desde su construcción, no salga a la venta ahora pero «multiplicado por ocho»

Foto del avatar

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Participa en la conversación

1 comentario

  1. He de decir que a gran parte de los propietarios nunca se nos ofreció la compra, es más no aparecemos tan siquiera como parcelas del plan 18000 al igual que otras parcelas no han sido informados todos los propietarios sino que solo se informó a unos pocos de cada parcela y que la base para no haber podido comprar dicho suelo, fue la condición de no cobrar más de 2,5 veces SMI y que a los que ganaban más del 3,5 veces, si se lo vendieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.