En este reportaje con formato de entrevista analizamos las líneas maestras del juego y el rendimiento de Earl Jerrod Rowland con el Montakit Fuenlabrada. También estractamos lo más interesante que le ha contado al departamento de prensa del club.

El uno para uno es uno de los puntos fuertes del reciente base del Montakit Fuenlabrada. Fuente de foto: Emilio Cobos/ACB Photo

FUENLABRADA. 22 FEBRERO 2019. Earl Jerrod Rowland, “E. J.” como le gusta que le llamen, tuvo un impacto inmediato en el Montakit Fuenlabrada. Llegó un jueves, se entrenó el viernes y el sábado fue un jugador fundamental en un vibrante derbi contra el Movistar Estudiantes (93-92), que el equipo fuenlabreño acabó ganando. Rowland, de 35 años, ha promediado 3,5 puntos, 4,5 asistencias y 1,5 rebotes en los dos partidos que ha jugado hasta ahora con los fuenlabreños.

Rowland es uno de esos jugadores que genera calidad por si solo. Dotado de un físico poderoso para ser base, lo optimiza con sus vibrantes entradas a canasta y un buen tiro en la media y larga distancia. Además, en los últimos tiempos está atravesando una fase de madurez en el reparto de juego.

Publicidad

Tres semanas después de su estreno contra el Estu, y con más tiempo de aclimatación a Fuenlabrada, le cuenta al Departamento de Prensa  del Montakit Fuenlabrada cómo es su adaptación, su puesta a punto, las sensaciones que tiene en el equipo, lo que puede aportar al grupo y muchos más detalles.

Las sensaciones tras tres semanas en Fuenlabrada.

“Me siento cada vez más fuerte, vengo de estar sin jugar muchos meses, así que tengo que reencontrarme con el ritmo y las sensaciones en pista. Estoy volviendo a sentir todo de nuevo y espero estar bien para lo que resta de temporada”.

Publicidad

¿Cuál es el principal reto, el mental o el físico?

“Diría que el mental. Físicamente es obvio cuando estás bien, solo tienes que aprender a controlar las sensaciones físicas. Pero mentalmente es difícil asimilar cuando te lesionas y durante un tiempo no puedes hacer los movimientos propios del baloncesto, y ahora te tienes que convencer de que ya estás sano, que puedes jugar y puedes hacerlo a diario”.

El partido contra Movistar Estudiantes fue de una calidad estimable… Tanto tiempo sin jugar y de repente llegas, entrenas un par de días y haces un gran partido ¿cómo fue?

Publicidad

“Tiene que ver con la adrenalina, con las emociones que sientes cuando vuelves a jugar al baloncesto. Dices, bueno este es el deporte al que me he dedicado toda mi vida, y nunca había estado tanto tiempo sin jugar. Estaba emocionado por volver a hacerlo. Fue un día importante para mí, volver a competir en la cancha. Y ahora estoy en el proceso de construir cada día para acercarme a las mejores sensaciones, hasta llegar al cien por cien”.

¿Te ayudó el ambiente que se crea en el pabellón?

“Sí, por supuesto, jugar delante de los aficionados un derbi, un partido tan emocional e importante ayuda al jugador. Me gusta ese tipo de ambientes con tanta pasión en la grada”.

¿Cómo está ahora el equipo con la llegada de Cuspinera como nuevo entrenador?

“Cuando llegué me sorprendió el buen ambiente en el equipo, el espíritu positivo a pesar de haber perdido muchos partidos. He visto muchos equipos en los que las derrotas estropean el ambiente, pero aquí no es así. Hay muy buenos tipos en este vestuario y ahora tenemos una energía fresca con el nuevo entrenador. Así que pienso que con trabajo podemos ser optimistas para lo que resta de temporada”.

¿Es la actual Liga Endesa más dura que la que conociste cuando jugaste con el Unicaja?

”Tengo que ir viéndolo porque tan solo me he enfrentado a un par de equipos. La anterior temporada que jugué en España vi que la liga era muy fuerte, ahora tengo que conocer más al resto de rivales. Por supuesto sé que equipos con mucho dinero como Barcelona, Madrid o Valencia son muy fuertes, pero la auténtica exigencia de la liga te la da el nivel medio del resto de los equipos. Tengo ganas de enfrentarme a más rivales y visitar más pabellones para medirnos a ellos”.

¿Qué puedes aportarle al equipo?

“Seguro que liderazgo, experiencia, he jugado en muchos otros países y he conocido diferentes situaciones durante mi carrera. A medida que vaya mejorando físicamente también podré aportar más cosas y para eso también es importante la integración y el conocimiento con los compañeros y con lo que busca el nuevo entrenador. En el equipo tenemos muchas piezas interesantes, grandes tiradores, buenos pasadores, jugadores que nos podemos complementar. Podemos jugar muy bien si seguimos desarrollando la química entre nosotros. No es fácil de hacer en un periodo corto, pero con buena mentalidad podemos hacerlo”.

¿Por qué te decantaste por la oferta del Montakit Fuenlabrada?

“Venía de una situación incómoda en Turquía y me decidí por el Fuenlabrada por varios motivos. La Liga Endesa es una competición muy respetada en Europa, la organización en los clubes españoles es profesional y aquí se preocupan por los jugadores y su situación. En este momento lo más importante para tomar la decisión no era el dinero, ni estar en un club con mucho renombre, sino encontrar un equipo donde seguir los pasos adecuados para jugar bien de nuevo y el Fuenlabrada es el lugar perfecto para mí en este momento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.