El alcalde, Sergio Parra, ha dado luz verde al Plan de Inclemencias Invernales de Valdemoro (PININVAL), un protocolo de actuación e intervención en caso de previsión de heladas o nevadas con el «fin de reducir los riesgos de vehículos y personas en sus desplazamientos por la ciudad».

Fuentes municipales han precisado que «esta hoja de ruta para afrontar circunstancias climáticas adversas incluye la disponibilidad de medios, entre los que destacan las 60 toneladas de sal que se emplearán para facilitar los accesos a los equipamientos públicos».

La activación de este protocolo, que estará vigente hasta el 31 de marzo de 2023, ha supuesto también la adquisición por parte del Consistorio de 60.000 kilos de sal, exactamente el doble de la provisión que se hizo en 2019 antes de la excepcionalidad del fenómeno Filomena. Con este mineral se habilitarán los accesos a edificios municipales, la estación de Cercanías, el hospital y centros de salud, instalaciones educativas, farmacias y la red general de carreteras.

Los medios y la maquinaria previstos en el PININVAL para la temporada 2022-2023 son similares a los de años anteriores e incluyen esparcidoras de sal, quitanieves y herramientas para la limpieza manual de las aceras.  

Además, el regidor ha hecho un llamamiento a la «colaboración ciudadana» para que realice actividades de prevención de cara a garantizar su propia seguridad cuando el termómetro se aproxime a los valores negativos.

En este sentido, se recomienda a las comunidades de propietarios realizar una revisión de tejados y canalones para eliminar depósitos de residuos que puedan provocar obstrucciones, aislar las acometidas de agua a las fincas y, muy especialmente, contar con su propio almacenaje de sal ya que, en caso de nevada, es responsabilidad del vecindario despejar los accesos a sus viviendas y garajes y dejarlos transitables para evitar resbalones.

Plan Territorial de Protección Civil

La puesta en marcha del PININVAL supone el cumplimiento de lo establecido por el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid y establece los recursos mecánicos y humanos existentes para mantener la movilidad en caso de temperaturas extremas y temporales de lluvia y nieve.

Así mismo se solicita que durante el invierno se abstengan de tirar a la vía pública agua de limpieza o de riego para evitar que se transforme en una peligrosa capa de hielo.

Racionalizar el consumo energético para mantener confortables los hogares sin excesos térmicos, utilizar el transporte público y llevar calzado antideslizante en caso de nevada son otras de las advertencias que se incluyen en el documento.

El Plan de Inclemencias Invernales establece también distintas fórmulas para analizar y diagnosticar a priori los riesgos y recoge la composición y funciones del órgano de dirección, la estructura operativa y la cadena de información y decisión para poner en marcha distintas acciones de forma coordinada con los distintos servicios del ámbito de las emergencias

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.