Publicidad

La Guardia Civil ha investigado a seis personas, en Ávila, Toledo y Madrid -una de ellas en Valdemoro- como presuntas autoras de los delitos de robo con fuerza y hurto de tres galgos en el norte de la provincia de Ávila, los cuales han sido recuperados.

La investigación comenzó a finales de enero, tras la alerta de la posible sustracción de tres perros de raza galgo que se encontraban en dos explotaciones agrícolas ubicadas en la comarca de La Moraña, según ha informado el Instituto Armado.

Publicidad

Los perros fueron localizados el mismo día que fueron sustraídos por la Guardia Civil del puesto de Valverde de Majano (Segovia) cuando merodeaban sin guarda y custodia en inmediaciones de un polígono industrial de la citada localidad.

Los supuestos autores, investigados en el marco de la Operación Chachen, se encontraban en Toledo, Valdemoro (Madrid) y posiblemente en Ávila.

Para verificar esas sospechas, el equipo investigador se desplazó a poblaciones de la provincia de Toledo, donde se hallaron dos vehículos todo terreno y de alta gama, que habrían sido utilizados como medio para cometer el hecho delictivo.

Una operación de Guardia Civil (Foto: Archivo)

Tras verificar, que uno de los autores del hecho también se encontraba en esa provincia, fue localizado y puesto a disposición judicial, en calidad de investigado.

Investigado en Valdemoro

En la localidad de Valdemoro se puso a disposición judicial, también en calidad de investigado, al segundo de los presuntos autores. De los análisis informáticos efectuados, se pudo derivar la investigación policial de otros cuatro individuos, por su presunta implicación en los hechos delictivos cometidos.

Estos seis individuos tendrían la intención de, una vez sustraídos los galgos, probar su capacidad a la hora de ejercer el ejercicio de la caza y abandonarlos si no eran válidos, según las mismas fuentes.

El robo de galgos y su cría es un negocio para mucha gente. En 2020, agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) procedieron a la detención del dueño de una perrera clandestina en Parla y han intervenido un total de un centenar de perros, una operación coordinada desde la concejalía de Bienestar animal del Ayuntamiento, en el marco de una campaña para prevenir el furtivismo de caza con galgo y el maltrato animal.

El operativo tuvo su origen en las informaciones que se reciben en el Servicio de Protección de la Naturaleza, que ya realizó una inspección en coordinación con técnicos municipales, donde se detectaron “algunas irregularidades”.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.