Publicidad

Leandro M.B., conocido como el tatuador ‘descuartizador’, de Valdemoro, se enfrenta a una pena de petición de cárcel por parte de Fiscalía de 25 años y 5 meses.

El hombre permanece en prisión desde octubre de 2019 por el asesinato de una joven de 18 años y su posterior descuartizamiento.

Publicidad

Según las investigaciones, el colombiano, obsesionado con la muerte y el culto al cuerpo, habría asfixiado a su víctima y, posteriormente, habría procedido a desmembrar el cuerpo, depositando éstas en varios contenedores de la zona. La cabeza de la mujer fue localizada en unos matorrales.

El detenido acumulaba en el chalé que ocupaba ilegalmente desde 2014 en la calle Francia de Valdemoro todo un sinfín de elementos como katanas, cuchillos y material para realizar ritos satánicos y brujería.

El fiscal le pide 25 años por asesinato y 5 meses más por la profanación del cadáver de la mujer. Sobre su expareja sentimental, el fiscal pide su sobreseimiento porque entiende que no existen indicios de criminalidad en su comportamiento. El fiscal cree que no participó en la muerte ni en el maltrato de los restos de la joven asesinada.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número  4 de Valdemoro, en función de guardia de detenidos, ordenó en octubre de 2019 la prisión provisional comunicada y sin fianza del presunto autor del crimen. El acusado se acogió en su día a su derecho constitucional y no quiso contestar a pregunta alguna durante su declaración.

Al término de la misma, fue conducido por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a la prisión de Valdemoro.

El presunto autor de la muerte de la joven (Foto: El Mundo).

Su expareja sentimental fue investigada por la presunta comisión de un delito de encubrimiento del artículo 451 del Código Penal. En su caso, ha sido conducida al centro penitenciario de Alcalá Meco.

Toma de declaraciones

Durante la larga jornada de declaraciones, que se prolongó desde las diez de la mañana hasta bien pasadas las nueve de la noche, la juez encargada del caso tomó también declaración a varios testigos.

Entre ellos, a los padres de la joven fallecida, a la actual pareja sentimental de la madre, al hermano del principal acusado, a otra expareja sentimental del acusado y a varios vecinos.

En el curso de estas declaraciones no quedó acreditado que la víctima tuviera relación sentimental alguna con el hombre que presuntamente le causó la muerte, por lo que el caso permanece bajo la jurisdicción del juzgado mixto número 4de Valdemoro, que ha decretado el secreto de las actuaciones.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.