Vecinos afectados por los desalojos provocados por la Línea 7B de Metro a su paso por San Fernando de Henares se han encerrado este miércoles en la Oficina de Información de la Comunidad de Madrid para exigir «el fin de las obras con los vecinos dentro».

El alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa (PSOE), que ha secundado el encierro, ha insistido este miércoles en la necesidad de mantener realojados a todos los vecinos desalojados anoche del número 8 de la plaza Fuente del Trébol mientras duren los trabajos de consolidación del suelo que se están acometiendo en la trasera del inmueble.

Esta reacción se produce después de que, tras una noche en apartahoteles o casas de familiares, se haya permitido a los vecinos desalojados volver a sus casas una vez que los técnicos de la Comunidad de Madrid acudieron a inspeccionar las casas y concluyeron que podían volver, ya que no suponen un daño estructural.

«Ayer desalojaron plaza Fuente del Trébol 8, estoy en la oficina que ha montado Comunidad de Madrid para afectados/as. No me voy a mover de aquí hasta que no me informe un responsable político de la situación actual», ha señalado el alcalde a través de sus redes, donde amenaza con mantenerse allí.

Corpa insiste en que la posición del Ayuntamiento «es clara y contundente»: «el día 8 de septiembre la Mesa Técnica planteamos que no se podía estar viviendo con máquinas de gran tonelaje como están haciendo estos vecinos desalojados ayer a escasos metros de las viviendas»,

Vecinos afectados se encierran en la Oficina de Información/ Plataforma afectados

Una cuestión «psicológica»

Tras reunirse con el director general de Infraestructuras, Miguel Núñez, para conocer el último informe que ha permitido a la gente volver a sus casas, el alcalde ha puesto el énfasis en que más allá de lo técnico hay una cuestión «psicológica» en la ciudad.

Los vecinos, según ha relatado el regidor, han visto como frente a sus casas han derribado «viviendas que decían que iban a ser los edificios más seguros de España». «La Comunidad es quien tiene que dar respuesta, pero ante esta situación tiene que tener a los vecinos realojados, acabar las obras y luego determinar qué hacer», ha añadido.

Sobre la comunicación con la Comunidad, ha afeado que no haya habido «ningún» contacto político con el consejero de Transportes, David Pérez, ante este desalojo exprés.

Considera «inaudito» que ante estos problemas no se hayan puesto en contacto y ha instado a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, a que lo haga ella si el titular del área no quiere. «Ningún vecino se va a quedar en la calle, como si se tienen que venir a mi casa a dormir. No vamos a permitir que se esté maltratando como se está haciendo por parte de la Comunidad», ha concluido.

La Dirección General de Infraestructuras lleva realizando labores de consolidación de los terrenos afectados en el municipio desde el pasado 13 de octubre, que abarcarán 10.000 metros cuadrados y que afectan, principalmente, a las calles Rafael Alberti, Presa, Pablo Olavide, Francisco Sabatini y Nazario Calonge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.