Nuevo susto para los vecinos afectados por las obras de consolidación del terreno de la llamada ‘Zona 0’ de San Fernando de Henares. Un nuevo escape de gas ha hecho saltar las alarmas y que los vecinos salieran a la calle con el susto en el cuerpo después de que el olor a gas se extendiera por las calles aledañas a esta zona.

Daniel Rabadán, vecino de la calle Presa número 15, que está viviendo en primera persona estas obras, ya que aún sigue en su casa mientras se realizan las mismas, ha denunciado la situación tras la indefensión que han sentido al no tener noticias de la Comunidad de Madrid.

Ante esta situación la Concejalía de Planificación de la Ciudad y Desarrollo Sostenible (Urbanismo) ha remitido, esta misma mañana, una carta e informe con solicitud de realojo a la Comunidad de Madrid para pedir una reunión, con carácter urgente, de la Mesa Técnica.

Desde el Ayuntamiento destaca, la situación de los residentes en calle Presa impares (del 01 al 15) y Pablo de Olavide (2, 4-6, 13-19), Rafael Alberti (número 9) y Francisco Sabatini y Nazario Calonge donde, actualmente, se están desarrollando las obras para la consolidación del terreno proyectadas por la Consejería de Transportes e Infraestructuras, que dieron comienzo el pasado 10 de noviembre y consisten en la inyección de hormigón.

Su día a día se desarrolla entre ruidos, incluso, a altas horas de la noche impidiendo, así, su derecho al descanso. Desde Policía Local se han realizado mediciones, con resultados desfavorables. A todo ello se une polvo y otras molestias, como cortes en el alumbrado público y aceras en penoso estado que, en ocasiones, imposibilitan el tránsito peatonal; o roturas en canalizaciones de fibra óptica y de agua, y en la distribución del gas, la última la de esta mañana, obligando a la suspensión del servicio.

Este conjunto de circunstancias se han puesto en conocimiento de la Comunidad de Madrid en reiteradas ocasiones, pero la citada administración «no ha considerado oportuno realojar a estas familias mientras se llevan a cabo estas intervenciones de gran magnitud», señalan desde el Ayuntamiento. Por ello, desde el Consistorio se solicita su realojo ordenado por cuestiones de habitabilidad, ante afecciones de salud tanto físicas como mentales.

600 viviendas afectadas

Las afecciones se extienden ya a cerca de 600 viviendas, llegando a plaza del Trébol y Virgen del Templo. En esta última ubicación, los vecinos conviven con grietas y daños de destacada magnitud debido a trabajos que está acometiendo el Ejecutivo autonómico en sus domicilios, y que el Consistorio, además, desconoce, ya que no ha recibido ningún tipo de dato o información a este respecto.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.